La cantante ha hecho público su enlace con Ben Affleck en Las Vegas hace apenas unas horas. Tras muchos años de idas y venidas, los dos artistas por fin están unidos en matrimonio. ¡Qué vivan los novios! Jennifer López ha lucido dos vestidos de novia espectaculares, uno para aparecer en Little White Wedding Chapel, la capilla más concurrida del mundo, y otro para la ceremonia del que sabemos muy poco todavía. Analizamos a continuación los estilismos de la pareja de moda.

La diva del Bronx va por su cuarta boda y esto es una ventaja, porque ya tiene experiencia eligiendo vestidos de novia. En esta ocasión, el primer vestido que lució era un diseño sin mangas, con escote cerrado muy ceñido en la cintura y de corte princess muy elegante y sencillo. Ben Affleck la acompañaba con un conjunto de smoking blanco y unos pantalones negros con el que se veía muy cómodo y juvenil.

Jennifer López luce dos vestidos de novia en su boda con Ben Affleck

Su estilista, Chris Appleton, se encargó de poner a punto su look con un peinado muy favorecedor. La parte frontal de su cabello estaba recogida hacia atrás y los laterales tenían mucho volumen y ondas gruesas. El maquillaje consistió en un smoky eye en tonos tierra muy difuminado y oscuro, pestañas postizas y un labial rosa muy discreto y brillante.

Los accesorios del primer vestido fueron una pulsera de diamantes muy potente en una de sus muñecas, una fina cadena en el cuello que sobresalía por encima del escote cerrado del vestido. «¿Y el anillo pa´cuándo?» Pues, como no podía ser de otra manera, J Lo lució el anillo de compromiso de diamantes verdes con el que Ben le pidió la mano. Finalmente sustituyó esta joya por una alianza y se hizo realidad el vaticinio de su hit más cañero.

Durante la ceremonia se enfundó en un segundo vestido de palabra de honor, con mangas de encaje y un precioso velo XXL bordado que cubría su pelo. Un estilismo precioso con el que la artista cumplía el sueño de su vida.