Ajena a las polémicas de su familia, Gloria Camila acudió a una boda en Sevilla, con un vestido de lo más favorecedor pero unos complementos poco afortunados


Los tiempos están volviendo a la normalidad y también las celebraciones que todo el año pasado tuvieron que ser canceladas debido a la pandemia. Todavía con algunas restricciones y siguiendo las medidas que marcan las autoridades sanitarias, las bodas, bautizos y primeras comuniones se están celebrando en todos los lugares. Y también son muchas las celebrities que han vuelto a protagonizar estos eventos, algunas como protagonistas y otras como invitadas. Este fin de semana María Pombo celebraba el bautizo de su hijo Martín, mientras que Gloria Camila acudía a una boda en Sevilla, por citar a dos de las famosas con más presencia en las redes.

Son muchos los frentes que tienen abiertos los distintos miembros de su familia, pero la hija de José Ortega Cano y la fallecida Rocío Jurado prefiere mantenerse al margen. Apenas ha querido hacer declaraciones sobre la docuserie de su hermana Rocío Carrasco: contar la verdad para seguir viva y, aunque acudió al pasado homenaje de su madre en Chipiona, no ha querido dar su opinión sobre todas las polémicas que surgieron después. Gloria Camila apoya a su familia, pero no quiere airear públicamente los conflictos. Está centrada en su trabajo de actriz y es feliz junto a su novio, David García.

De boda en Sevilla y con un look de invitada que nos gusta mucho (aunque con reservas)

La joven viajó hasta Sevilla para asistir a la boda del reportero de Sálvame José Antonio León con Rocío Madrid. Gloria Camila nos demostró que aunque se trate de un evento tan especial como una boda, no hace falta estrenar y que con prendas de otras temporadas se puede ir perfecta. Ella lo hizo con un vestido de la temporada pasada, que sigue siendo tendencia absoluta.

Gloria Camila llevó un alegre y primaveral vestido estampado de flores en distintos tonos de rosa, malva, verde, naranja… que igual resultaba un tanto abrigado para las elevadas temperaturas de la capital andaluza. Un vestido mini de manga larga afarolada con puño, volantes y drapeados. Todos los detalles que hacen de él una prenda de lo más especial y de los preferidos de las influencers. Tanto por su llamativo estampado como por su diseño es un vestido absolutamente favorecedor, que a Gloria Camila le sienta genial.

Sin embargo, la manera de combinarlo no nos ha gustado nada, ni nos parece lo más apropiado para una boda. Un bolso de piel labrada y cadena, de Yves Saint Laurent, que ya le hemos visto en muchas ocasiones, pero que no encaja con el look, y unas mules de dos tiras anchas de vinilo, que tampoco terminan de convencernos, aunque sean tendencia.

Sin embargo, sí nos encantó la combinación que hizo cuando lo estrenó para acudir con su padre en junio de 2020 a los toros en la plaza de Las Ventas, con un cinturón negro con strass y unas botas track de Louis Vuitton.