La ciudad de Ronda ayer celebraba su tradicional Goyesca y fueron muchas las famosas que no quisieron perdérsela y que acudieron con sus mejores galas.


Si ayer hubo una clara protagonista, esa fue, sin lugar a dudas, Tana Rivera. La joven, que en octubre cumplirá 22 años, debutó como la reina de La Goyesca, el festejo taurino más importante de Ronda y uno de los más aclamados de toda España. Un título que su abuela Carmina ya ocupó en 1980 y que coincidía este año con la celebración del 70 aniversario de la alternativa de su abuelo, Antonio Ordóñez. La hija de Francisco Rivera no defraudó en su debut como cabeza de las damas goyescas y demostró que su porte, su saber estar y su elegancia nos darán muy buenos momentos en los próximos años. Especialmente a nivel fashionista. Y es que los dos estilismos que eligió para su gran día nos dejaron con la boca abierta.

Tana Rivera, dos looks y dos aciertos en su debut en Ronda

Ambos firmados por Lorenzo Caprile, quien se encargó personalmente que la joven luciera impecable durante su estreno en Ronda; los vestidos que paseó Tana Rivera por el albero no podían ser más bonitos. El primero, para acudir a los festejos previos a La Goyesca, combinado casi enteramente en rojo (a excepción de la gran peineta y la fabulosa mantilla en color crema); se trataba de un estiloso vestido de intenso rojo satinado que, de escote en V, presentaba unas maravillosas capas de tul en el bajo midi y unos voluminosos volantes en escote y mangas que daban ese aire andaluz que tan necesario es en este tipo de eventos.

El segundo, ya oficialmente goyesco y muy taurino, combinaba una bonita falda con originales patrones en blanco y negro con una camisa blanca, un mantón a la cintura, una chaqueta torera con madroños y flecos y un precioso sombrero de ala ancha. Un look ideal y extremadamente acertado que sus hermanos y primos lucieron a conjunto en versión mini.

Despliegue de glamour en la 64º edición de La Goyesca

Sin embargo, Tana Rivera y los peques de la familia Rivera no han sido los únicos en enamorarnos gracias a sus estilismos. Y es que fueron muchos los rostros conocidos que quisieron lucir sus mejores galas en la plaza de toros. Entre ellas, Eugenia Martínez de Irujo que, como madre orgullosa, no defraudó con su modelito; Inés Domecq, que volvió a demostrar que ella jamás falla con su lookLourdes Montes; que apostó por la sencillez y acertó de lleno; o Mariló Montero, que reapareció con el conjunto más simple y bonito.