La periodista ha vuelto a dejarnos otro de sus grandes looks de estilo comfy, donde un precioso cárdigan arcoiris es el gran protagonista


La moda comfy, que llegó durante el confinamiento de la pasada primavera y un año después se ha convertido en la tendencia indiscutible, tiene en Sara Carbonero a su mejor aliada. Mucho antes de que todas nos enamoraramos de las prendas más cómodas, la periodista ya llevaba como nadie ese estilo boho-chic relajado que ahora triunfa sin discusión. Porque en su armario nunca han faltado los vestidos largos hippies, los vaqueros, pero también las prendas de punto en todas las versiones (cárdigan, jersey, vestido, pantalón…), que ahora reinan por encima de todas las demás.

Sentada en el suelo delante de la chimenea y con su mascota en sus brazos, Sara nos deja la imagen más idílica posible y lo hace con un perfecto look slow, esos que son su seña de identidad y que la han convertido en todo un referente de estilo.
La periodista ha querido dar un toque de color con un precioso cárdigan de punto largo hasta la cadera y con mangas amplias, en tonos que van del azul al lavanda, pasando por el rosa y el anaranjado. Una sinfonía de colores para poner el punto alegre a los días más tristes y a los looks más neutros. La chaqueta es de Slow Love, la firma que Sara tiene junto a su íntima amiga, la también periodista Isabel Jiménez y todavía la puedes comprar en rebajas a un precio de 39,99 euros (desde la talla XS a la XL).

El cárdigan para poner el toque de color a un look neutro

La cárdigan multicolor es el auténtico protagonista del estilismo, que combina con un pantalón ancho de punto en tono crudo, una básica camiseta con escote en uve gris y a los pies las clásicas Converse en blanco. El mejor look comfy que nos podemos encontrar y muy fácil de conseguir. Por eso te hemos hecho el copy look para que puedas emular a Sara.

Sara Carbonero es desde hace varios años un referente de estilo en nuestro país, con un estilo muy definido, en el que adapta las tendencias a su personalidad y manera de entender la vida. Además, gusta y mucho por su firme apuesta por el consumo responsable y la moda sostenible, tendencia que ha llegado para quedarse dentro de la industria fashion. Tanto en su vestimenta, como en las colecciones de su propia firma de moda, Sara da prioridad a las prendas respetuosas con el medioambiente y a los estilismos más cómodos sin dejar de ser absolutamente chics.