Una boda de tarde es una opción cada vez más de moda. Al principio parecía extraño acudir a un acto tan solemne a las 5 de la tarde, pero hoy en día es una forma de iniciar una nueva vida mirando hacia la puesta del sol.


A medio camino entre el día y la noche, llega el esperado momento de acudir a una boda para ver a amigos y familiares con otro aire. Vestirse bien es importante, por eso no debes dejar de escoger estas prendas para llevar a una boda de tarde.

Los pantalones son una buena opción para una boda de tarde

En esta franja horaria el movimiento es siempre continuo. Pasaremos de la boda de tarde a una fiesta de noche. Si no sabes que escoger para combinar y estar cómoda, el fondo de armario perfecto son unos pantalones negros. Los pitillos son extremadamente elegantes, los puedes combinar con unas sandalias tipo joyas y siempre quedarán bien. Si quieres disimular cadera unos pantalones palazzo son un estilo muy elegante que podrás combinar con unos zapatos básicos.

A parte del negro, hay opciones satinadas perfectas para llamar un poco más la atención. Si es verano podemos incluir el color blanco o el beige, le dará un aire muy natural. El tallaje de los pantalones debe ser muy simple, no son los protagonistas, aunque sí, acaban siendo un básico que permitirá darle más intensidad a la parte de arriba del conjunto. El top o la blusa serán los que acaban teniendo todo el protagonismo.

Una boda de tarde necesita un top o una blusa llamativos

Si has optado por el pantalón, nada mejor que un top o blusa que sean capaces de marcar estilo. Con algunas cuentas y brillos pueden convertirse en el eje central del conjunto. Es importante que nos sintamos cómodas con esta pieza. El tipo de escote en forma de V queda muy bien para personas con poco pecho, en ese caso los volantes son muy bonitos, elegantes y femeninos.

Las transparencias también son grandes aliados. Un escote en forma corazón con una transparencia encima que complete el top puede ser ideal para una boda de tarde. Cubrirá sin pasarse y dará un aire muy elegante al acabado. Los colores, de esta prenda dependerán del pantalón que se haya escogido. La ventaja de optar por un dos piezas es que podremos llevarlos juntos o separados, consiguiendo un conjunto mucho más versátil.

La chaqueta puede ser necesaria en una boda de tarde

Si tenemos los pantalones y el top o la blusa preparada simplemente nos faltará una chaqueta o blazer del mismo tono que los pantalones. No es necesario cumplir con la etiqueta de un traje pantalón estrictamente. Sino simplemente buscar algo con lo que cubrir los hombros que nos quede bien. Hay auténticas obras de arte en el mundo de las chaquetas.

Las americanas son esenciales y con detalles mucho mejor. Unas cuentas o botones llamativos son mucho más festivas y nos ayudan a resaltar aún más el conjunto. En una boda de tarde todos los complementos que se pongan marcan, pero sin pasarse. Si la americana es muy exagerada tendrá consecuencias en los complementos que elegiremos para completar todo el look.

Los vestidos de cóctel están muy presentes en las bodas de tarde

Las bodas de tarde son el paraíso de los vestidos de cóctel. Este tipo de largo es perfecto para poder disfrutar de la actividad de estas bodas. El largo por encima de la rodilla siempre suele ser sinónimo de fiesta, de aperitivos, de canapés y de bailes a la puesta del sol. En el caso de los vestidos cóctel no temas arriesgar, lo mejor de cada una de estas piezas es que son especialmente llamativos y quedan siempre bien.

La cintura marcada con algún complemento puede acabar siendo lo que le dé el toque de gracia a un vestido que no por ser muy sencillo debe pasar desapercibido. En una boda todo es posible, llega el amor y con él la posibilidad de plasmar esta alegría con prendas divertidas. El color y las faldas con vuelo son una realidad que no se puede dejar atrás.

Las bodas de tarde no necesitan tantos complementos

Al igual que el resto de los estilos, el sencillo traje chaqueta o el vestido cóctel son muy recargados, el resto de los complementos no deben ser tan abundantes. Es decir, no hace falta disponer de todo un conjunto de brillos, de un zapato con bolso incluido. El elemento práctico es el que destaca en un momento en el que la felicidad es la protagonista.

Busca un sencillo bolso negro que combine con todo y el que guardar todo. Simple sin complicaciones y muy discreto. Si quieres optar por una bisutería un poco más exagerada, mira bien el resto de las piezas. Este elemento debe encajar a la perfección con el resto de las prendas. Los pendientes son siempre los que pueden acabar teniendo un mayor protagonismo, especialmente si se opta por la opción traje chaqueta, en la que se buscará potenciar la feminidad.

Los pendientes más largos o llamativos pueden ser la pieza que encaje con el resto de los elementos, pero sin nada más. Solo uno de los complementos, bien sean los pendientes, el collar o las pulseras será el que sea el protagonista, de lo contrario, el conjunto se verá demasiado sobrecargado. Busca piezas con las mismas prendas o con un estilo similar que tengas en casa.

Con estos consejos puedes llegar a una boda de tarde perfectamente vestida. Busca siempre lo que te guste más, tus colores y el tallaje que mejor combine con tu cuerpo. No te dejes guiar por las modas, en una boda de tarde, la comodidad es uno de los elementos más importantes. Una vez tengas claro si ir con pantalones o vestido, busca aquellas prendas con las que te sientas mejor, verse bien una misma es lo más importante a la hora de escoger cualquier look.