Sara Carbonero ha dado con la clave para renovar y cambiar completamente un look incluyendo un solo elemento: un complemento que destaca y aporta un toque distinto


Sabe como acertar en cada evento al que va. Incluso cuando no es la protagonista y solo pasa por allí a disfrutar. Acertó al inicio del puente con un jersey verde que no podía ser más favorecedor ni más calentito, y ahora lo ha hecho también con un complemento que ha logrado que el look de Sara Carbonero dé un giro y se actualice.

El complemento de Sara Carbonero: un collar en clave barroca

El complemento en sí no es otro que un collar, que además no puede ser más tendencia esta temporada. Pero no un collar cualquiera, sino uno en clave joya y de grandes dimensiones que es lo que se lleva estos días.

El suyo es un modelo tipo joya que ella además lleva como mandan los cánones de la moda estos días: colocado sobre la camisa, cerrada, sobre un look de Street style que podemos replicar sin problema. Porque Sara Carbonero eligió un estilismo básico y monocromático a base de pantalón, camisa, botas y abrigo, todo de color negro, para acudir a un concierto al que fue muy bien acompañada.

Y es que sus compañeros de butaca eran los más pequeños, que en su gran mayoría, como parece ser el caso del hijo de la periodista, acudían por primera vez a un gran concierto. Este era el de Aitana que unía su voz a una buena amiga de Sara Carbonero, la cantante Vanesa Martín. Carbonero disfrutó como siempre de la música y, aunque su visita fue discreta, no pudo evitar que los fotógrafos la inmortalizasen, aunque ella misma compartió después una instantánea con Aitana.

Un look sobrio con un toque brillante

Gracias a esa fotografía hemos podido ver el look de Sara Carbonero al completo y reparar en ese detalle que cambia el estilismo por completo. Porque los collares tipo joya, pero hechos de bisutería, son una de las tendencias que están circulando esta temporada.

La bisutería llamativa se lleva en clave barroca y sobre todo, como hace Carbonero, encima de la ropa. Da igual que sean colgantes, que antes buscaban ese hueco de la piel que quedaba visible en el escote, o piezas como un sujetador metalizado. Lo ideal es ponerlo sobre camisas o jerséis. Una idea que nos puede resultar chocante al principio pero que es de lo más conveniente en invierno, porque nos evitamos pasar frío para lucirlos.

Sara Carbonero elige un collar en versión low cost porque esa es otra de las claves. Aunque brillen y estén cuajados de cristales, los maxicollares no son las grandes joyas de la familia, son piezas de bisutería con más valor estilístico que material. Así podemos ir felices, tranquilas y siguiendo la moda.