Después de su confinamiento en Madrid, Carmen Lomana ya está en su casa de vacaciones de Marbella. Y su primer look para ir a la playa es perfecto


Hace solo unos días nos hacíamos la pregunta de si Carmen Lomana había tenido el primer patinazo estilístico en una salida a comer con unos amigos en Madrid. Sin embargo, ahora podemos afirmar con rotundidad que la empresaria ha elegido el look perfecto que se puede llevar para un día de playa.

Después de pasar el confinamiento en Madrid entreteniéndonos con su vídeos en los que nos ha abierto su vestidor para mostrarnos muchos de los tesoros que guarda, Carmen ya está en su casa de Marbella para comenzar a disfrutar del verano como más le gusta. Lo primero que ha hecho es ir a la playa, porque según ha comentado en más de una ocasión sin mar y sol no puede vivir.
Como sabemos que la socialité sabe vestir impecable para cada ocasión, su look playero no podía ser menos. Básico pero infalible, formado por esas prendas y complementos que son los indispensables en la maleta de vacaciones.

Carmen eligió un caftán largo blanco de lino rematado en flecos, muy ibicenco y hippie, que es la prenda esencial para la temporada de verano en la playa. Además, lo acompañó con los complementos perfectos, desde las flip flop a los bolsos de rafia.

Los complementos 10

Carmen llevó un gran capazo de mimbre bordado y con largas asas de cuero, donde cabía todo lo imprescindible para una mañana en el mar, y otro bolso en bandolera, también de rafia con bordados en blanco. Sus gafas de sol y el collar de conchas completaron el mejor estilismo playero que nos podemos encontrar.
Pero Carmen Lomana no renunció a los pendientes de perlas, ni a su reloj de oro, porque sí, también con esas joyas podemos ir a la playa.