La falda blanca plisada es una prenda que nunca pasa de moda y, sin duda, la favorita de las celebrities para sus momentos de ocio. Carmen Lomana ha despedido el fin de semana inspirándonos. Una vez más, la empresaria nos ha enamorado con el conjunto de falda y jersey por el que apostaba para acudir al Teatro Reina Victoria de Madrid para arropar a Jorge Javier Vázquez con su obra ‘Desmontando a Séneca’, y la verdad, no puede gustarnos más. Zapatos de salón de Prada en charol blanco con detalles de piel en forma de labios y el bolso Kelly de Hermès, completan la impecable apuesta.

Carmen Lomana se rinde a la falda básica más apetecible

Encontrar la prenda perfecta, en el armario de tu madre es algo muy frecuente entre las nuevas generaciones. Y en este sentido, la falda plisada blanca larga de inspiración vintage de Carmen Lomana es el artículo perfecto para apostar a lo seguro. Primero, porque este tipo de faldas es una de esas prendas vitales que se pueden utilizar temporadas tras temporada. Los tejidos satinados, de gasa o de lamé quedan bien en cualquier momento y situación: añade un jersey por el día y un top para la noche.

La utilización de las telas plisadas surgió en la época de los egipcios y su uso era solo apto dentro de la monarquía, porque era sinónimo de poder y holgura. El dificultoso desarrollo para hacer los pliegues a mano hizo que el tratamiento se siguiera asociando a la realeza y a las clases altas durante un periodo extendido en el tiempo. Por suerte, las faldas plisadas largas dejaron de ser un artículo único para la corona para ser una prenda de fondo de armario para todas las clases sociales y todas las edades. De hecho, es el básico perfecto que pasa de generación en generación.

Zapatos Prada y bolso Hermés para dar un aire de riqueza al look

Si quieres conseguir una falda como la suya (o parecida) tienes mil posibilidades en las tiendas con precios ‘low-cost‘, pero… amiga, ¡encontrar el bolso o los zapatos es casi misión imposible! Como buena socialité ha añadido al look uno de los complementos de lujo más deseados del planeta y valorados de la moda: El bolso Kelly de Hermès. No es un bolso cualquiera es… ¡El Bolso! No solo porque es un artículo carísimo solo apto para los bolsillos más desahogados, -lo hemos encontrado por 21.000 euros en la web Vestiaire Collective-, también porque es muy difícil de conseguir.

Lo mismo ocurre con los zapatos de salón de Prada en charol blanco con detalles en forma de labios. Están fuera de stock y rondan los 400 euros. En definitiva, estamos ante un conjunto que en su totalidad es una auténtica fantasía. ¡De 10!