Beatrice Borromeo ha vuelto a brillar con su impecable traje en el desfile de Alta Costura de Dior, al que acudió con su marido, Pierre Casiraghi


Carolina de Mónaco acaba de celebrar 65 años y continúa siendo la reina indiscutible del glamour y la elegancia. Pero dentro de la familia principesca tiene a las mejores herederas. Sin duda su hija mayor, Carlota Casiraghi, ha heredado su belleza e indiscutible estilo, pero también sus nueras son dignas portadoras del chic monesgasco. Y de ellas, es Beatrice Borromeo quien se lleva la medalla de oro, como acaba de demostrar con su impecable traje para acudir al desfile de Alta Costura de Dior para la primavera/verano de 2022, celebrado en el Museo Rodin, de París.

Beatrice acudió junto a su marido, Pierre Casiraghi, ambos embajadores de la exclusiva firma francesa, y sin duda, formaron la pareja más guapa del front row. Beatrice fue fiel a su estilo clásico y sofisticado a la vez, eligiendo un traje con chaqueta larga cruzada y minifalda de tablas, que combinó con unos salones nude y bolso de mano en versión mini empolvado, evidentemente todo firmado por Dior. Llevó su melena suelta con un semirecogido adornado con un lazo en negro, dando el encantador toque naif, y lució unos discretos aros de oro. Un look impecable, que la convirtió en la más elegante de todas las invitadas.

El traje de Beatrice Borromeo tiene todas las claves del look de la primavera

La elección de la aristócrata italiana convierte su estilismo en el mejor avance de lo que vamos a llevar esta primavera. Comenzando por el blanco total, que va a ser uno de los colores estrella de la temporada, y siguiendo por el traje con mini. La falda corta también será los próximos meses la prenda top que no vas a dejar de ver. Tras un largo reinado de las faldas midis, todos los diseñadores han incluido las minifaldas en sus propuestas, en una prolongación de lo que hemos estado viendo ya en estos meses de invierno

Unas invitadas muy vips

Pero Beatrice Borromeo no fue el único rostro vip en el front row del desfile de Dior. Llamó especialmente la atención la presencia de Stella del Carmen, la hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith, quien desde hace unos meses está viviendo con su padre en Málaga. Al igual que Beatrice, la joven optó por traje con minifalda, pero ella en rojo, combinado con un cisne negro y como complementos, el clásico Lady Dior en blanco y unos salones negros con la cinta de la maison como detalle.

Junto a ellas, modelos, influencers, aristócratas…. la primera fila del desfile de la casa francesa congregó casi tanta expectación como los diseños que se presentaron sobre la pasarela… Y es que después de un tiempo de presentaciones virtuales, la moda ya echaba de menos el glamour de las grandes citas.