La modelo y diseñadora consigue con la combinación de dos básicos el mejor look que nos podemos imaginar. Y muy fácil de copiar


Fue una de las modelos más impresionantes de nuestro país y hoy, en la madurez, continúa igual de espectacular y con ese charme que también se consigue con el paso de los años, cuando la seguridad se convierte en tu mejor aliada. Mar Flores tiene esa percha que hace ideal cualquier look que se proponga, ya sea con los vestidos de noche más sexys y arriesgados o con los estilismos ejecutivos de trabajo para el día a día. Todo en ella resulta perfecto. No necesita nada para lograr esa imagen que todas admiramos y nos inspira. Con los básicos que encontramos en cualquier fondo de armario ella consigue armar el mejor de los estilismos y no tenemos nada más que verla en esta ocasión para comprobarlo.

¿Quién no tiene en su armario una camisa blanca y unos pantalones vaqueros? Son dos prendas esenciales para cualquier estilo de mujer y edad, que juntos logran el look tan sencillo como perfecto. A estos dos básicos ha recurrido la diseñadora para vestirse un día normal de semana. Y los piropos ante tanta sencillez no le han dejado de llegar: «bella», «radiante», «charming», «elegante» «preciosa como siempre», son algunos de los calificativos que sus admiradores le dedican al verla con la más fácil de todas las combinaciones.

Dos básicos infalibles: vaqueros y camisa blanca

Mar eligió un clásica camisa blanca de manga larga ligeramente oversize, de Mirto, que llevaba con los cuellos subidos, varios botones abiertos y subida hasta el codo, combinada con unos vaqueros de cintura alta, pierna ancha y dos falsos bolsillos a los lados y en la parte de atrás, de la firma francesa Sézane. Más básico, imposible, y también imposible estar más perfecta.

La sencillez del vestuario contrastaba con un look beauty mucho más sofisticado. Su melena peinada hacía atrás y el maquillaje marcado en tonos dorados, con especial énfasis en las sombras ahumadas y la raya enmarcando los ojos para darles más profundidad. El resultado de esta combinación convierte el look en ideal tanto para el día como para la noche, cambiando solo los complementos.

Si en los años 90, Mar Flores triunfó como modelo, ahora su faceta profesional está centrada en el mundo del diseño al frente de su firma Mar Flores Madrid. Comenzó con complementos y después también se atrevió con la ropa, hasta lanzar hace unos meses una colección cápsula comfy que ideó durante los meses de confinamiento del pasado año.
Como sus propios looks, los diseños de Mar están pensados para la mujer clásica, pero actual, que no renuncia a las tendencias, ni a dar a sus estilismos un toque diferenciador.