La colaboradora de ‘Sálvame’ se ha dado el sí quiero con Omar Sánchez con un vestido de color rosa de lo más original. ¡Esto es todo lo que sabemos!


Según la tradición, en las bodas, la novia siempre tiene que llevar algo nuevo, algo prestado, algo viejo y algo azul. No obstante, para su gran día, Anabel Pantoja ha querido cambiar este último color por uno que le representa muchísimo más y se ha presentado en su enlace civil con un maravilloso vestido rosa que le sentaba de maravilla. La andaluza afincada en Canarias se casará junto a Omar Sánchez el próximo uno de octubre en La Graciosa. No obstante, hoy, 17 de septiembre, ha querido dar el «sí, quiero» en Pozo Izquierdo, una pequeña localidad de Gran Canaria en una ceremonia íntima, pequeñita y de lo más emotiva.

Aún tenemos pocos detalles de cómo han vivido los ya marido y mujer su gran día. Pero los que tenemos son ya más que suficientes para hacernos una idea de que la pareja no puede ser más feliz en estos momentos. De lo poco que conocemos, lo que más nos ha llamado la atención ha sido la elección de estilismo de la colaboradora de Sálvame para su pequeña gran boda civil. Y es que Anabel Pantoja ha apostado por un precioso vestido de color rosa palo que, ligeramente satinado, le sentaba de maravilla. Una prenda que nos ha resultado de lo más especial para un día como este.

Con un vestido rosa y grandes complementos: Así ha sido la boda civil de Anabel Pantoja

Se trata de un precioso diseño de escote cruzado en V con finísimos tirantes que, anudado a la cintura con una sencilla lazada, presenta una falda repleta de movimiento gracias a unas estudiadas aberturas laterales. Una prenda en color rosa palo y de un tejido que parece seda que la ya esposa del exconcursante de Supervivientes ha combinado de la mejor forma con una sencilla cadena plateada, unas sandalias de tacón también metalizadas y una gran cartera de mano en un bonito nude.

Su look de belleza no ha sido menos y también nos ha enamorado. La sevillana ha elegido una sencilla pero elegantísima coleta baja que, con la raya en medio, le sentaba estupendamente. Para el maquillaje, Anabel Pantoja también ha apostado por la sencillez. Algo muy acertado, pues se trataba de una celebración a plena luz del día y un make up intenso y dramático hubiera sido un grave error. Lo ha hecho a través de un ahumado usando tonos tierra y enmarcando sus ojos con unas enormes pestañas. Un acierto tras otro que nos han sacado una gran sonrisa en esta tarde de viernes. ¡Enhorabuena, pareja!