Ana Obregón ha posado en el photocall enfundada en un vestidazo de Alejandro de Miguel, su diseñador de cabecera y en el que ha confiado en los últimos años


Este lunes, Ana Obregón ha vuelto a pisar la alfombra roja y ha acaparado todo el protagonismo. Después de meses de encierro en su casa de La Moraleja, desde el fallecimiento de su hijo, Álex Lequio, la actriz ha salido para recibir un galardón muy especial. Ana ha acudido a recoger el Premio Yago de Honor 2021 en una ceremonia que ha contado con todas las medidas de seguridad pertinentes. Nada más verla pisar la red carpet nos ha enamorado con un vestido repleto de lentejuelas de Alejandro de Miguel, su modisto de cabecera que le ha vestido en las ocasiones más especiales: desde el funeral de su hijo hasta la noche de las Campanadas.

La actriz ha vuelto a confiar en Alejandro de Miguel

Ana Obregón se ha enfundado en un espectacular diseño midi ajustado repleto de pailletes. Lo más llamativo era su corte asimétrico, ya que contaba con una manga larga mientras que al otro lado lucía el hombro al descubierto. Este vestido le sentaba espectacular y ha vuelto a confiar en el negro, el color que evoca al luto y que ella lleva desde el fallecimiento de su hijo. Aunque hay que recordar que para la noche de las Campanadas lucía un vestido blanco, que en otras civilizaciones este es el color que evoca al luto.

La actriz, siempre radiante, se ha subido a unos salones también en negro que, junto al vestido ceñido, le estilizaba la figuraba y le sentaba como un guante. No se le puede poner ni un pero a este conjunto tan perfecto con el que ha vuelto al foco mediático para recoger su premio «por su valentía y personalidad y por su carisma que la ha llevado a ser un rostro familiar, apreciado por todos los españoles», según anunció el jurado de los Premios.

Las joyas, la clave de su estilismo y un guiño a su hijo

Ana Obregón siempre tiene en mente a su hijo y en esta ocasión también ha querido homenajearlo, algo que siempre hace. En esta ocasión, lo ha hecho a modo de colgante. La presentadora ha lucido un colgante plateado en el que se podía leer la palabra ‘Aless‘, la forma cariñosa en la que Ana y el resto de amigos y familiares llamaban a Álex Lequio. Además, también ha llevado otras joyas con las que ha brillado. Un brazalete y unos pendientes de aro de la firma de Rabat han puesto el broche de oro a su estilismo.

La actriz ha dejado su melena completamente suelta y lisa y ha maquillado su rostro dejando todo el protagonismo a sus ojos con unas enormes pestañas. ¡Nos encanta el look con el que Ana ha reaparecido!