Ana Boyer ha conseguido un look estupendo con un vestido muy sencillo y un maquillaje natural, un outfit de primavera que luce con la más elegante de las sonrisas.


Ana Boyer al igual que su madre Isabel Preysler y su hermana Tamara Falcó es siempre un referente de elegancia, moda y buen gusto, es por eso que no podemos dejar de seguirle la pista a sus estilismos para saber cómo llegar ideales a nuestra cita con la llegada del buen tiempo. En esta ocasión Ana Boyer ha lucido un vestido de primavera que es la envidia de todas las miradas, porque, verdaderamente, le sienta como un guante y parece hecho a medida.

Ana Boyer tiene el vestido perfecto para esta primavera

El vestido de Ana que es de la firma Temperley London viene marcado por una serigrafía de lo más veraniega que se presenta en un vestido muy suelto y cargado de movimiento. Tiene un pronunciado escote en V con una falda midi escalonada y cintura ajustada. Sus mangas son ligeramente acampanadas. Este corte de vestido es perfecto para favorecer la figura y realzar la esbelta silueta de la hija de Isabel Preysler. El colorido estampado presenta rayas gráficas, formas geométricas e interpretaciones artísticas de adornos de encaje y cintas.

Ana Boyer ha combinado el vestido con un clutch negro, unas pulseras y anillos en plata y unas sandalias negras con detalle de brillos muy finas y elegantes, que le dan toda la importancia al vestido y que no sobrecargan nada el look primaveral. Ana tiene muy bien aprendido eso de «menos es más» y lo pone en práctica siempre que puede. Ha dejado su pelo suelto y ha decidido aplicarse un maquillaje muy discreto creando ese efecto ‘No make up’ que le da un toque muy fresco y natural, aunque a ella nunca se la ha podido ver con maquillajes estridentes.

Siempre cerca de su marido, el tenista Fernando Verdasco, Ana ha lucido preciosa y parece estar disfrutando de su mejor momento. Siempre icono de estilo que nos avisa de las que serán las tendencias de todas las temporadas venideras; los accesorios, la serigrafía del vestido y el pelo elegido para el look son todo tendencias, no se le escapa ni una.

El estampado geométrico es perfecto para los looks más veraniegos, pero sin renunciar a un toque elegante

Aunque en esta ocasión Ana ha decidido usar el vestido de una forma más formal nosotras creemos que es un vestido muy versátil y combinable para este verano; incluso para llevar sobre el traje de baño en un caluroso día de verano; añadiendo una chaqueta vaquera para las salidas de primavera, o una cena con amigas.