Amelia Bono ha vuelto a la ciudad con una falda que tiene visos de convertirse en una de esas prendas que vemos una y otra vez entre las ‘influencers’.


Ya ha demostrado que lo de cazar las tendencias es algo que se le da bien, pero estos días Amelia Bono parece haber fichado una falda muy especial, ya que tiene visos de convertirse en una de las prendas que más veremos esta temporada que está a punto de comenzar.

Una falda para el entretiempo

La falda de Amelia es de Zara, una marca en la que confía gran parte de sus estilismos y tiene la peculiaridad de que es básica, sencilla, pero con un giro la convierten en firme candidata a convertirse en una prenda estrella de la firma.

Igual que sucedió con la famosa cazadora amarilla de piel o algunos vestidos que este verano hemos visto aquí y allá gracias a las publicaciones de Instagram, esta falda verde apunta maneras. Primero por el color, a medio camino entre el verde militar y el color oliva y segundo por la forma.

Una gama cromática de lo más natural

La falda es de tiro alto, lo que viene bien para quienes quieran marcar cintura sin renunciar a tener la parte inferior bien cubierta, y con frunces, lo que hace que no quede ajustada a la cadera, estilizando la silueta. Es tan favorecedora que son varias las páginas dedicadas a la firma de Inditex que ya han destacado la prenda como un must have para esta temporada.

Amelia la conjunta con tonos que no pueden ir más en la línea como son los tierra y los arena y tira de básicos. Acompaña la falda con una camiseta básica sin mangas y con hombreras en color arena y unas sandalias destalonadas con un tacón medio de la misma gama cromática que la camiseta.

El bolso, el toque de distinción

El toque de distinción lo pone, sin embargo, el bolso. Porque rematando el conjunto está un bolso de Yves Saint Laurent en tonos verdes que además de práctico, porque tiene un tamaño generoso, es de lo más bonito.

Se trata de un diseño clásico, a modo sobre de grandes dimensiones con una cadena dorada para colgar al hombro que lleva por nombre Loulou, en honor a una de las musas del modisto, Loulou de la Falaise. Uno de los más destacados de la maison francesa que sin duda, tienen todas las grandes fashionistas.

Aunque el modelo más visto suele ser el negro de piel, Amelia se decanta por una versión en un verde muy especial para que vaya con la gama cromática de una falda que a buen seguro le veremos estos días a otros rostros conocidos.