La influencer ha decidido arriesgar en su último look y combinar el cárdigan más cómodo con la prenda más cañera del momento. ¿Adivinas cuál es?


Hace algo más de diez años, allá por 2006, cuando en la radio sonaban canciones como Dejà vu de Beyoncé, Labios compartidos de Maná o el dúo formado por Ricky Martín y La Mari de Chambao bajo el título de Tu recuerdo; la moda era muy diferente a la de ahora. Por aquel entonces éramos fans del chándal de terciopelo, de los pantalones de talle bajo y de los tops con la barriga al aire; nos encantaban los cinturones XXL y los shorts cortísimos; y buscábamos cualquier excusa para añadir una chapa o un brillo a nuestro look. Cuesta mirar los estilismos que llevábamos por aquel entonces y es por ello por lo que nos sorprende que algunas de esas prendas ahora vuelvan a ocupar los escaparates de nuestras tiendas favoritas y a ser objeto de deseo de las famosas e influencers más exitosas. Tal y como se suele decir, la industria fashion es cíclica y este es, sin duda, un perfecto ejemplo de ello. Y es que la ropa que llevábamos hace quince años ahora pretende volver y lo quiere hacer a través de la tendencia más cañera.

Hablamos, cómo no, de los pantalones vaqueros rotos. Una prenda que seguramente todas hayamos visto en algún momento en tiendas y pasarelas y que no todas comprendamos. ¿Por qué alguien querría gastarse el dinero en una pieza destrozada? ¿Por qué alguien desearía lucir algo que parece que está más que usada? Son preguntas que cualquiera puede hacerse (aunque principalmente nuestras abuelas o madres antes de salir de casa) y para las que Amelia Bono tiene la respuesta; pues ella es una de las primeras que se ha atrevido a lucir esta moda tan cañera.

Los jeans rotos, la tendencia más cañera que vuelve y que ya ha conquistado a Amelia Bono

La hija de José Bono, que este último año se ha convertido en una de las influencers más queridas de todo Instagram, ha posado en su cuenta de la red social con un conjunto que bien nos enseña por qué los vaqueros rotos son un must de esta temporada.

A principios de los 2000, esta prenda solía combinarse con sudaderas o prendas informales; creando looks no demasiado favorecedores que nos hacían parecer auténticos despojos humanos. Ahora, en 2021, la moda de los jeans rotos se adapta a las nuevas necesidades y busca añadir un toque desenfadado a los looks más sofisticados. Así, llevaremos rotos en vaqueros rectos, acampanados o wide-leg; y los combinaremos con tacones, blazers o, tal y como hace Amelia Bono, con un cárdigan cómodo y elegante. ¿Os animáis a probarlos?