Desde las royals a todas las celebrities, no hemos dejado de ver en los últimos tiempos esta prenda, heredera directa de las tendencias de los 90, y que en pleno 2022 está más vigente que nunca. Sí, estamos hablando de la falda satinada, todo un básico de fondo de armario que soluciona tus estilismos tanto del día a día como los más festivos. Una falda que puedes llevar a la oficina, pero también a tu próxima cena de Navidad, cambiando solo los complementos.

Las faldas de satén comenzaron a tener su esplendor en los años 90, cuando todas las celebrities las lucían en sus looks nocturnos, con sensuales tops y sandalias de tiras de tacón para brillar por la noche. Pero mucho ha cambiado la moda desde entonces y ya los  vestidos y faldas satinadas no son patrimonio exclusivo de los momentos más festivos. Al contrario, cada vez nos gustan más combinadas con prendas opuestas, como los gustosos jerséis y chaquetas de lana o las botas cowboy.

Las faldas satinadas, el mejor fondo de armario

No es cuestión de estilo ni de edad. Las faldas satinadas encajan con todo y son para todas. El único requisito es que sean fluidas, ligeramente evasé, y con largo midi o hasta el tobillo. En cuestión de colores tiene cabida todo el pantone, de los más intensos y tendencia, como este año el rosa en todas las declinaciones, o el negro, azul noche o nude, que también son ideales para la noche.

Sigue deslizando porque hemos elegido para ti 5 modelos a los que no te vas a poder resistir (algunas faldas a precios inmejorables).
Ya sabes, para tu próxima fiesta súbete a unos stilettos o unas sandalias, ponte un sencillo top lencero y una blazer y tendrás el mejor look. Si quieres llevarla al trabajo, con un jersey oversize de punto y unos botines serás la más chic de la oficina.