El otoño es la estación perfecta para crear un buen fondo de armario que perdure en el tiempo. Las americanas son básicos en cuestión de moda a las que podemos recurrir siempre, más si son de estilo clásico como las que cuentan con raya diplomática. Un ‘must’ que impone elegancia y que este año vuelve con fuerza. Atenta porque hemos seleccionada cinco blazers con las que reinventar un clásico. 

Una de las últimas en caer rendida ante esta prenda ha sido la mismísima reina Letizia. La mujer de Felipe VI, en su versión más ‘working girl’, optó por un traje de raya diplomática de Hugo Boss para emprender el vuelo destino a Alemania. Una elección muy acertada en la que recuperó uno de sus estampados más icónicos y lo hizo para cumplir con una cita de trabajo. Una muy parecida a la que llevó la mujer de Felipe VI  la puedes encontrar en Mango en clave ‘low cost’ y en color azul marino. Una prenda que puedes combinar tanto con camisa como con un top de algodón y es perfeta para completar tus looks de oficina. Incluso para afrontar las reuniones más importantes.

Americanas que no pasan de moda

El punto fuerte de optar por una blazer de mujer de raya diplomática es que difícilmente pasará de moda. Es uno de esos clásicos que siempre regresa a los escaparates y, por tanto, a nuestro armarios. Aunque en un primer momento puede resultar una prenda excesivamente formal, permite múltiples variantes según cómo la combinas. Es decir, si optas por una de estilo masculino y oversize se convertirá en el artículo estrella de un look casual con mucho rollo. Así que atrévete a llevarla con camiseta, pantalón denim o, incluso, con zapatillas.

Atenta a la americana que adjuntamos de Asos. Una chaqueta de traje en color azul y en clave XXL con raya diplomática de punto, doble botonadura y solapas de pico. Se trata de una chaqueta versátil, perfecta para llevar durante el entretiempo, que te solucionará muchos estilismos, también a la que sacar el máximo partido cuando aún no necesitamos llevar un abrigo.

Desliza y observa de cerca las cinco americanas de raya diplomática que hemos elegido y que reinventan un auténtico clásico.