Raquel Sánchez Silva ha presentado la Gala de la Reina del Carnaval con tres looks ostentosos y extravagantes que acapararon todas las miradas


La presentadora saltó del plató de ‘Maestros de la costura’ al escenario de la Gala de la Reina del Carnaval de la Palmas de Gran Canaria para presentar el evento junto a Paco Luis Quintana. Como si de una espectacular reina canaria se tratara, Raquel Sánchez Silva ha aparecido sobre las tablas del escenario con tres outfits muy llamativos de los cuales no podemos apartar la vista. En su programa de televisión la presentadora extremeña nos demuestra que se atreve con todo y la gala del carnaval no ha hecho más que corroborarlo.

El primer look de Raquel consistió en un vestido rosa fucsia con escote alargado en uve y falda en A muy voluminoso de Isabel Sanchís. Además, de la espalda de la presentadora sobresalían dos alas pliasadas decorativas como si fuera la cola de un pavo real, este elemento le hacía sobresalir por encima de cualquiera.

El segundo vestido excéntrico que lució Raquel fue el de la diseñadora Cristina Garcia, también visualmente espectacular y con una técnica maravillosa. Un vestido verde lima, muy de moda, con estampados florales rojos y simétricos, largo y con mangas de tipo kimono con aberturas para sacar los brazos dejaba al público boquiabierto.

El tercer look de la presentadora consistió en un vestido mermaid blanco y con manga francesa con una enorme y formidable flor dorada en el pecho, de la misma diseñadora que la del vestido rosa, Isabel Sanchís.

Raquel Sánchez Silva entre plumas y outfits imposibles en el Carnaval de Gran Canaria

El maquillaje y el pelo de Raquel Sánchez Silva se mantuvieron a lo largo de los tres estilismos sin moverse ni un ápice. En el caso del pelo, una coleta alta y lisa desprendía a Raquel de decoraciones innecesarias, en casos como este, menos es más. El maquillaje, como siempre, sencillo, un poco de sombra en el párpado móvil difuminada hacia la diagonal para crear el efecto cat eye, brillo de labios transparente y nada más, todo el protagonismo lo tenían los grandiosos vestidos de la diseñadora Isabel Sanchís y el de Cristina García.

Raquel asegura haber pasado por una mala racha, pero dice: «esta ha sido una oportunidad para reconectar con la alegría y aferrarse a ella durante ese rato, como quien, después de un gran esfuerzo, se bebe un gran vaso de agua de un solo trago» Realmente hemos vuelto a ver a Raquel radiante en el escenario y eso nos llena a nosotras también de alegría. Además estamos impacientes por ver los inesperados estilismos de la presentadora durante  las galas de Maestros de la Costura.