Motivos para hacerte adicta a los tratamientos con luz led

Las terapias con luz led combinadas con la cosmética y la aparatología, se ha convertido en una de las técnicas estéticas más buscadas. Basada en la luz Led de diferentes colores, aporta un plus interesante. Especialmente combinada con otros tratamientos y personalizada a cada necesidad. Son muchos los estudios que ratifican que la fototerapia incrementa la producción de ATP, la molécula encargada de aportar energía a las células; además, ayuda a activar la elaboración de fibras de colágeno. También mejora la oxigenación celular, la regeneración y tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes. De ahí que se utilice como parte de múltiples protocolos.

Las terapias con luz led combinadas con la cosmética y la aparatología, se ha convertido en una de las técnicas estéticas más buscadas

En otoño hay muchos factores que inciden directamente sobre el comportamiento de la piel. Hablamos del frío, los choques térmicos, la declinación de la luz, los ambientes excesivamente secos… De ahí que sea bueno incluir en el ritual de belleza unos minutos a la semana de fototerapia, ya sea en casa o en el salón de belleza.

Si te decides por un dispositivo de uso domiciliario, te recomendamos que antes te asesores con tu esteticista. No confíes en los milagros que a veces se venden en Internet. Ni por precio, ni por eficacia, ni por seguridad, ya que pueden resultar nocivos para la piel e, incluso, para la vista. Compra con cabeza. Si confías más en tu salón de belleza, te recuerdo que en nuestros centros disponemos de multitud de protocolos. En ellos se combina la fototerapia con la cosmética y la aparatología más adecuada a cada problema. Antes de iniciar el tratamiento, se realiza un diagnóstico holístico y completo que nos ayuda a decidir cual es el mejor ritual en cada caso.

 ¿Qué luz le conviene a cada rostro?

  • Roja. También conocida como infrarrojos, es la perfecta aliada de los cutis que necesitan un plus de rejuvenecimiento. Activan la regeneración celular, ayudando a los fibroblastos a producir más colágeno y mantener, o recuperar, tersura y firmeza. Ideal para pieles maduras fotoenvejecidas.
  • Azul. Es un auténtico bálsamo para las pieles grasas y acnéicas. Gracias a su capacidad de penetración es capaz de neutralizar la bacteria que provoca el acné. Pero además, reduce el tamaño de los poros dilatados. También reduce los granos producidos por estrés o cambios hormonales, la inflamación y la rojez; y tiene un efecto calmante para pieles hipersensibles.
La luz verde es perfecta para combatir las manchas, tanto solares como derivadas de la edad
  • Verde. Perfecta para combatir las manchas, tanto solares como derivadas de la edad. Incide directamente sobre los melanocitos inhibiendo la producción desorganizada de melanina. Como resultado, ayuda a eliminar las manchas oscuras de la piel; es altamente benéfico para personas que sufren hiperpigmentaciones, melasma y vitíligo; iguala el tono en general del cutis; aclara las cicatrices oscuras; y reduce las líneas de expresión. 
  • Turquesa. Realiza una importante labor de activación de la energía celular. Facilita el funcionamiento del metabolismo y desbloquea los puntos energéticos de la piel en toda su extensión. Como resultado, tiene un efecto relajante, energizante y extraordinariamente calmante para la piel. Ideal para las epidermis más estresadas y fatigadas.
  • Amarilla. Por un lado, estimula la circulación linfática, mejora la oxigenación de las células y favorece el sistema inmunitario. Como resultado, ayuda a reducir el enrojecimiento (couperosis) y la irritación; regula las pieles sensibles; y aumenta la luminosidad y suavidad de la piel. Por otro, activa el sistema nervioso, mejorando el tono muscular y tisular. Como resultado, tiene un efecto altamente reafirmante y tensor en la piel. Es perfecta para aumentar las defensas cutáneas y afrontar los rigores del invierno.
La mayoría de los tratamientos en cabina incluyen terapias con luz led
  • Morada. Favorece la eliminación profunda de toxinas, reduce la inflamación, mejora la cicatrización y la circulación sanguínea. Como resultado, su uso es altamente recomendado tras someterse a tratamientos agresivos e invasivos (como el Bótox, rellenos o láser), ya que reduce considerablemente la inflamación y las marcas.
  • Blanca. Penetra en las capas más profundas de la piel, siendo altamente efectiva en la regeneración celular y reactivación del metabolismo. Como resultado, ayuda a atenuar las líneas de expresión; regenera la piel envejecida; y mejora la flacidez.