Hasta la fecha de este artículo el Rey Juan Carlos ha viajado a España un total de cinco veces en 2024, sin embargo, la última vez es la que ha despertado una gran duda. Y es que el emérito luce algo distinto en lo que se refiere a su físico. Y no, no hablamos de movilidad ni nada parecido. Nos referimos al detalle de su rostro que ha experimentado, tal y como demuestran las últimas imágenes que te mostramos a continuación. 

En concreto, unas que nos hacen situar la mirada en su nariz. A pesar de que siempre ha lucido un tanto aguileña y una evidente personalidad, ahora está mucho más recta. Sobre todo, en la zona de la punta. Así nos lo confirma la directora de la clínica Lola Sopeña, quien analiza para SEMANA las últimas imágenes del monarca en Vigo.

La nariz del Rey Juan Carlos luce mucho más recta

La nariz del Rey Juan Carlos luce mucho más recta.

Gtres

En ella, podemos verle de perfil. Aunque solo él lo sabe, todo apunta a que sí se habría sometido a un retoque estético basado en una rinomodelación sin cirugía. Llama la atención que sea a los 86 años cuando se realice este cambio, eso sí, siempre ha sido alguien presumido. 

La rinomodelación sin cirugía del Rey Juan Carlos, a examen

Ha sido Pilar Eyre, la primera en hacer saltar la liebre. Un tuit en el que da por hecho que don Juan Carlos ha retocado su nariz: "Es muy coqueto". Pero, ¿qué opinan los expertos de este asunto? Lola Sopena tiene clara su conclusión tras varias fotografías del padre de Felipe VI.

Premios Academia de la Moda Española

También te interesará

Los mejores y peores 'looks' de los Premios de la Moda Española 2024: De Nieves Álvarez a María Pombo o Arantxa del Sol

"Viendo las fotos lo que probablemente se haya hecho es una rinomodelación sin cirugía. Con el paso de los años la punta de la nariz cae y se descuelga y es gracias al ácido hialurónico con lo que se levanta la puntita. Así se rejuvenece la nariz. No está más pequeña, sino diferente. Solo se ha infiltrado", cuentan desde la clínica estética. 

En esta imagen aparece con una nariz más aguileña

En esta imagen aparece con una nariz más aguileña.

Gtres

Aunque se desconoce si ha pagado por ello, actualmente este retoque tiene un coste de 300 a 700 euros, siendo en el pasado cuando se cobraban "entre 2.000 o 3.000 euros". "Esto es cuando se empezó a hacer. Hoy ya no vale tanto". "Ahora vemos una nariz menos angulosa, más alargada y mejor", dice Lola Sopena.

Los miembros de Casa Real que sí han pasado por boxes

Esto nos lleva a analizar otros retoques de la Familia Real Española como, por ejemplo, los de Letizia o la Infanta Cristina. Desde los que desafían el paso del tiempo a otros que solamente dejan atrás ciertos complejos. No es un secreto que Letizia experimentó un evidente cambio en su nariz desde el año 2008 y cuya operación llevó a cabo el doctor, Antonio de la Fuente. 

La Infanta Cristina se eliminó una verruga de su rostro en 2023, la cual los entendidos definían como "un nevus o lunar". No dejó marca ni cicatriz, lo que confirma que se lo eliminó con láser CO2. De este modo, dijo adiós a una de sus señas de identidad, pues durante 57 años le había acompañado, en concreto, en el lado izquierdo de su cara, cerca de su boca. 

¿Se ha sometido el Rey Felipe a algún retoque?

¿Y don Felipe?, ¿ha podido pasar por boxes? Jamás se ha pronunciado, ni se cree que lo haga afirmando o desmintiendo esta cuestión, lo que no evita que haya voces o rumores sobre ello. Catalogado por la prensa extranjera como "uno de los hombres más elegantes del mundo", hay expertos que han analizado su imagen. La mayoría opinan que tiene arrugas de expresión y unos pómulos muy marcados, aunque todo "ha venido de serie". 

Y, aunque se preocupan de su imagen personal, pues son conscientes de lo que implica por su puesto, no todos son dados a transformar su físico. Sí a cuidarse, a hacer deporte y a mimar su alimentación. En especial, la Reina Letizia, que en multitud de ocasiones ha sido noticia por esta cuestión. 

Alberto de Mónaco en el funeral de Víctor Manuel de Saboya

También te interesará

Alberto de Mónaco rompe su silencio en medio de la delicada situación de su mujer, Charlene: “No es fácil afrontarlo”

Es de sobra conocido que ella sigue una dieta llamada perricone, un plan de alimentación que, en nada, se asemeja al desayuno con el que comenzaba sus días cuando era periodista. Se revelaba recientemente, siendo una merluza en salsa o un caldo extremeño algunos de los platos con los que comenzaba su día. Nada que ver con el exigente menú que le acompaña desde que forma parte de la Familia Real, donde está muy presente la proteína animal, los lácteos desnatados o las verduras.