Este martes, 21 de mayo, la Princesa Leonor ha sido la protagonista de una jornada histórica. Cuando se cumplen nueve meses de su estancia en tierras aragonesas, donde completa su formación castrense en la Academia General Militar de Zaragoza, tanto la ciudad como la comunidad de Aragón le han rendido un homenaje por todo lo alto y le ha entregado varias condecoraciones. Han sido exactamente tres los honores con los que le han rendido tributo: la Medalla de las Cortes de Aragón, el título de Hija Adoptiva de Zaragoza y la Medalla de Aragón.

"Ya empiezo a echaros de menos", ha reconocido Leonor en su discurso en Zaragoza

Ha sido un día grande, inolvidable. Uno en el que la Princesa ha sido la gran protagonista. Ella, en s0litario, sin la protección de sus padres, -que no han asistido a ninguno de los actos programados-, ha cautivado la atención de todos al pronunciar su discurso. En él se ha abierto en canal y ha hablado como pocas veces la habíamos visto sobre sus sentimientos.

La Princesa Leonor recibe un homenaje en Zaragoza

La Princesa Leonor recibe varios homenajes en Zaragoza: la Medalla de las Cortes de Aragón, el título de Hija Adoptiva de Zaragoza y la Medalla de Aragón.

Robert Smith

"Les puedo decir que lo que he vivido aquí supera con creces lo que pensaba hace diez meses. En Zaragoza, en Aragón, me he sentido en casa, acogida y acompañada en una tierra que siempre formará parte de mi vida. Quedan sólo cinco semanas para que me vaya, para que reciba mi despacho de alférez, y ya empiezo a echaros de menos", ha destacado. Pocas palabras le han bastado para enternecer a todos los asistentes.

"Lo que vivimos mientras nos formamos en la Academia nos une para siempre", ha dicho la Princesa de Asturias

"No sólo me he formado como cadete, sino que descubrir la exigencia académica e intelectual, física y técnica que eso significa, me hace apreciar aún más al Ejército de Tierra y a nuestras Fuerzas Armadas", continuaba diciendo. "Aquí he conocido a jóvenes de mi generación y he convivido con ellos. Les aseguro que lo que vivimos mientras nos formamos en la Academia nos une para siempre y nos hace madurar y crecer gracias al compañerismo, a la guía de mandos y profesores y a todas las personas de la Academia que nos impulsan para seguir avanzando y mejorando".

Iker Casillas y Ana tienen una relación de amistad de la que ella dio detalles

También te interesará

Ana, la enfermera a la que se relacionó con Iker Casillas, publica su foto más comprometida con el exfutbolista

Sin ocultar sus nervios, ni tampoco su emoción, la Princesa Leonor ha leído un mensaje cargado de guiños a sus compañeros de Academia. Y lleno de cariño hacia ellos: "Aquí hemos jurado bandera, aquí hemos superado momentos que requerían esfuerzo y un gran trabajo de equipo, aquí hemos disfrutado y sufrido juntos y, sobre todo, aquí hemos aprendido mucho".

La Heredera al Trono seguía con su conmovedor discurso: "Estoy muy agradecida —de verdad— por lo que he vivido aquí durante este tiempo, por todo lo que me ha dado esta ciudad".

También ha tenido tiempo de recordar a su padre, el Rey Felipe VI: "Es un día especial porque el cariño de muchísimas personas de esta tierra queda reflejado en los reconocimientos con los que me distinguís: el título de hija adoptiva de Zaragoza, la Medalla de las Cortes y la Medalla de Aragón. Mi padre lo vivió de un modo parecido hace casi 40 años y en estos días hemos hablado mucho de ello. Seguir sus pasos significa mucho para mí".

El primero de los reconocimientos que ha recibido la hija mayor de los Reyes Felipe y Letizia es la Medalla de las Cortes de Aragón. Un tributo que ha recibido a las 10.30 en el Palacio de la Aljafería y donde la hemos visto muy guapa, ataviada con traje militar. Al tratarse de un acto civil, la joven podría haber elegido un atuendo casual. Sin embargo, en un guiño a su padre eligió el uniforme.

Un acto en el que la Princesa Leonor ha brillado en solitario: sus padres no la han acompañado

Cabe recordar que a esta cita, la Princesa ha acudido en solitario. En esta ocasión no ha estado arropada por sus padres. Su padre, el Rey Felipe, tuvo varios encuentros en Madrid. Y tiene previsto presidir un acto en la Real Academia Española esta tarde, en Madrid. Su madre, por su parte, se ha tomado el 'día libre'. Puede que el 20 aniversario de su boda con el Rey -que se celebra este miércoles- tenga que ver con su decisión de despejar su agenda para los próximos dos días.

Sea como fuere, a la futura reina le ha tocado hacer frente a un triplete de tributos sin nadie de su familia que la arrope. Decisión más que acertada de la Familia Real, ya que por primera vez la Princesa Leonor ha sido la verdadera 'estrella'. La que ha captado, muy merecidamente, todas las miradas.

Tras recorrer la distancia que separa la Academia Militar de Zaragoza de la Sede de las Cortes en coche oficial, la Princesa ha sido recibida por el presidente de Aragón, Jorge Azcón; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la presidenta de la Cámara, Marta Fernández; el delegado del Gobierno, Fernando Beltrán; la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca y la Justicia de Aragón, Concepción Gimeno. En el patio de Santa Isabel se leyó acuerdo de concesión y se le colocó la Medalla. En el Salón del Trono de los Reyes Católicos firmó en el libro de oro de las Cortes.

Leonor en Zaragoza

También te interesará

Leonor arriesga al 'todo o nada' en su gran día en Zaragoza: guiño a su padre y un moño que enamora

Cabe recordar que la Medalla de las Cortes de Aragón es la máxima distinción que otorga el Parlamento autonómico, como muestra del "cariño y reconocimiento" del pueblo aragonés a la Princesa de Asturias y como "recuerdo imperecedero de un periodo relevante" de su vida en esta comunidad. La medalla reconoce, además, la labor de personas físicas o jurídicas, o de organizaciones, centros o colectivos de pública y reconocida identidad social, en la defensa de los valores e identidad aragoneses.

Pero la Medalla de las Cortes de Aragón ha sido solo el primero de los homenajes que ha recibido. Su segundo gran acto oficial de la mañana ha sido la entrega del título de Hija Adoptiva de Zaragoza, a las 11:15 en el Ayuntamiento de Zaragoza. En la plaza del Pilar, Leonor de Borbón fue recibida por la alcaldesa de Zaragoza y el resto de la corporación municipal. Después, en el salón de recepciones firmó el libro de oro del Ayuntamiento. Como colofón se celebró la ceremonia en la que se leyó el acuerdo.

Su jornada de reconocimientos llegó a su fin con la imposición de la Medalla de Aragón en la Seo de Zaragoza. La cita se produjo poco antes de las 12.00 y sin duda fue el momento más emotivo. Y es que en este acto final, la ciudadanía aragonesa tuvo la oportunidad de verla de cerca. Leonor, nerviosa y risueña, agradecía los gestos de afecto hacia ella llevándose la mano al pecho. 

El baño de masas fue para recordar. La princesa recorrió a pie la distancia que separa el Ayuntamiento de Zaragoza con la catedral de La Seo junto al presidente de la Comunidad para recibir la Medalla de Aragón. En la catedral zaragozana fue recibida por los vicepresidentes y consejeros del Gobierno de Aragón y por el arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano. En todo su periplo a pie la vimos hacer el paseíllo visiblemente feliz. Parece claro que en estos meses afincada en la ciudad siente un enorme apego por Zaragoza. Y por sus ciudadanos.

El revés se convierte en oportunidad: el brutal giro de tuerca que ha dado Kate Middleton

También te interesará

El Palacio de Kensington cuenta la última hora sobre la salud de Kate Middleton y su vuelta al trabajo

Quedan solo unas semanas para que la Heredera al Trono finalice su periodo de formación militar. Tal como muestra el calendario académico, Leonor y sus compañeros participarán en el último periodo de instrucción y adiestramiento en el campo de San Gregorio, un centro de formación militar del Ejército de Tierra de España situado en el Acuartelamiento General Quintana.

Será del 25 de mayo al 7 de junio cuando vivan su experiencia 'final' y cuando tengamos una nueva oportunidad de ver a la Princesa de Asturias realizando maniobras de adiestramiento, -en especial acorazadas y mecanizadas-. Así, tendremos una nueva oportunidad para ser testigos de otro momento épico de la Princesa Leonor.