La familia de Rocío Jurado se ha reunido en Chipiona para rendir tributo a la artista cuando se cumplen 16 años de su muerte. Gloria Camila Ortega, José Ortega Cano, David Flores, Rosa Benito y José Antonio Rodríguez no han faltado a la misa celebrada en el Santuario Nuestra Señora de Regla. Tampoco lo ha hecho Gloria Mohedano quien ha vivido una emocionante jornada cargada de recuerdos en memoria de su hermana. La tía de Rocío Carrasco se ha pronunciado ante la prensa nada más terminar la liturgia lanzando un zasca a su sobrina. Dale al play, no te pierdas ningún detalle y escucha sus declaraciones. 

Gloria Mohedano ha afirmado que toda la familia está encantada de que se abra próximamente el museo de Rocío Jurado. Aunque parece que no tiene intención de acudir a la inauguración. También ha sido tajante en respuesta a Rocío Carrasco, quien ha sido demoledora con parte de la familia Mohedano. «Mi marido ha dicho que la familia no se elige, verdad y ¿se elige la familia? Vosotros qué pensáis, ¿se elige la familia? Ya está. Todo dicho», ha indicado su tía. 

Gloria Mohedano, junto al resto del clan

La jornada ha arrancado a primer hora de la mañana. La familia de la ‘más grande’ ha hecho un acto de unión acudiendo a la misa en su memoria. En esta edición ha destacado la ausencia de Rocío Flores. La joven ya dijo recientemente que le sería imposible acudir ya que debía estudiar para sus próximos exámenes. Sí que ha estado presente su hermano, David Flores, quien se ha mostrado muy cómplice con Gloria Camila Ortega.

EL PUEBLO DE CHIPIONA CELEBRA LA MISA A LA VIRGEN DE REGLA
Gtres

Una vez finalizada la liturgia, los distintos miembros del clan han puesto rumbo al cementerio municipal de San José donde han realizado una ofrenda floral en el mausoleo de la artista. Allí se ha dejado ver Gloria Camila, quien ha participado en la organización de los actos, de forma muy sentida protagonizando un momento en solitario rezando en recuerdo de su madre. La ‘más grande’ falleció el 1 de junio de 2006 a los 59 años en su casa de la urbanización de La Moraleja, situada en la localidad madrileña de Alcobendas, víctima de un cáncer páncreas.

Este último año ha sido especialmente difícil para el clan de la ‘más grande’. Siempre en el ojo del huracán, la docu-serie de Rocío Carrasco ‘Contar la verdad para seguir viva’ ha acrecentado la brecha entre los distintos miembros. La protagonista ha dejado claro que no tiene intención de acercar posturas con los miembros más mediáticos de su familia. Lleva años sin mantener contacto alguno con sus dos hijos, Rocío y David Flores. Tampoco tiene relación con sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando, ni con el viudo de su madre, José Ortega Cano.