Después de cuatro años José Fernando iba a volver a casa de su padre, Ortega Cano, sin embargo, deberá declarar antes en una causa judicial este lunes 19 de abril.


Ni José Ortega Cano ni su entorno quieren pronunciarse acerca del día más decisivo para José Fernando. A pesar de que estaba previsto que el joven de 28 años volviera a casa junto a los suyos durante este mes de abril, una causa judicial del pasado podría truncar todos sus planes. El hijo del diestro se encuentra ingresado desde hace cuatro años en el hospital psiquiátrico San Juan de Dios, en la localidad madrileña de Ciempozuelos, sin embargo, ahora era el momento de volver a su hogar. Su entorno más cercano deseaba vivir de nuevo el día a día con él hasta que fueron conocedores de que este lunes 19 de abril José Fernando debe declarar por un juicio del año 2017 que todavía tiene pendiente. El motivo no es otro que un quebrantamiento de la orden de alejamiento que tenía de Michu, su pareja y madre de su hija, siendo esta la razón que podría separarle de nuevo de su familia. Y es que si fuera condenado, su regreso a casa volvería a retrasarse de nuevo.

Gtres

Se espera que este lunes José Fernando declare en el Juzgado de lo Penal de Jerez de la Frontera (Cádiz), una fecha muy relevante en su futuro, ya que de ella depende si continúa hospitalizado o, por fin, vuelve con su familia. Aunque tanto Gloria Camila como Ortega Cano deseaban con ahínco que el mes de abril llegara para poder disfrutar de nuevo de su compañía diariamente, lo cierto es que su felicidad se ha visto empañada por este conflicto legal. El futuro de José Fernando vuelve a ser incierto una vez más, no obstante, el torero ha dejado claro que su hijo está «muy bien» en este momento. Eso no quita que haya sido un jarro de agua fría el paso atrás que han tenido que dar, pues eran muchas las ilusiones que estaban puestas en este mes.

Su buen comportamiento, dejar atrás su pasado conflictivo y que, a día de hoy, su familia tenga una buena relación con Michu y su hija podrían facilitar las cosas de cara a la vista oral. Tanto es así que ni Ortega Cano ni los suyos se han rendido y han dado luz verde al abogado de José Fernando para que haga lo posible para que el joven salga indemne de esta causa. Él quiere comenzar una nueva vida, estar cerca de su hija y recuperar el tiempo perdido con su familia más directa, esa que no le ha fallado desde que ingresara hace cuatro años en este centro en el que las visitas estaban tan limitadas por culpa del virus.

Redes sociales

A pesar de que el clan Jurado están en plena vorágine con la emisión del documental de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’, José Fernando permanece tranquilo. Según ha podido saber SEMANA en exclusiva, el hermano de Rocío Carrasco está siguiendo de cerca la docuserie y, a pesar de todo, «siempre ha tenido y le tendrá un gran cariño a su hermana». Rocíito ya ha profundizado en algún episodio en su adopción y en la de Gloria Camila, instante en el que reveló que ella había sido una pieza clave en el proceso. Distanciada de varios miembros de su familia, se desconoce si en los próximos meses se podría producir un acercamiento en este caso con José Fernando o bien con otro familiar con el que, a día de hoy, no tiene contacto. El hijo mayor de Ortega Cano deja la puerta abierta a un reencuentro y no ha bajado los brazos en ningún momento en lo que respecta a una posible reconciliación.