Desde SEMANA hemos hablado con un gran amigo de Paloma Cuevas, quien nos revela cómo se encuentra antes de su divorcio con Enrique Ponce.


Hace más de tres meses que SEMANA publicó en exclusiva la drástica decisión que habían tomado Paloma Cuevas y Enrique Ponce. Una de las parejas más idílicas de la crónica social había roto su matrimonio tras 24 años casados, por lo que el siguiente paso era la firma de su divorcio, sin embargo, 100 días después el proceso sigue casi en el mismo punto. Se ha dilatado, siendo la firma del diestro la que queda pendiente en un divorcio de mutuo acuerdo. La espera se está haciendo larga, más aún si se tiene en cuenta que él ya ha rehecho su vida con Ana Soria e incluso se han alquilado su primera vivienda juntos, imágenes que vieron la luz en esta revista y en las que se descubrió el nuevo hogar. Mientras el torero sí expone su amor y su felicidad, Paloma en sus redes apenas da detalles de cómo se encuentra, por lo que desde este medio nos hemos puesto en contacto con alguien muy cercano a Cuevas.

Paloma Cuevas
GTRES

Esta fuente revela a SEMANA que Paloma está mucho más animada que hace algunos meses y así se lo hace saber a los suyos. «Paloma vuelve a ser ella poco a poco, todo está volviendo a su sitio poco a poco. La tormenta mediática ha sido muy fuerte para ella», asegura un gran amigo de Paloma Cuevas. A pesar de que Paloma Cuevas no tiene ninguna intención de enamorarse de nuevo y prefiere centrarse en su familia, sus amigos revelan que algo en ella ha cambiado. Ha sido difícil para ella, pero la expareja de Ponce está positiva, aunque procura no hablar apenas de él. «Está en Madrid, muy centrada en sus hijas y en sus padres, que son muy mayores y tienen sus cosas de salud», nos explican.

Redes sociales

Y es que Paloma prefiere mirar hacia el futuro, aunque su divorcio esté paralizado, según ‘Vanitatis’. Se desconoce todavía si finalmente el próximo año hará las maletas y aceptará la propuesta de Julio Iglesias para vivir en República Dominicana, no obstante, su círculo tiene serias dudas respecto a ello. «No es ninguna prófuga. Ella es muy de España y tiene a los suyos. Esta es su tierra», deslizan en conversación con SEMANA. Una decisión que sí ha tomado, por ejemplo, el padre de sus hijas, Enrique Ponce, quien acaba de mudarse a una casa que ha alquilado con Ana Soria en Almería. El torero ha encontrado su nidito de amor en uno de los lugares más modernos de la ciudad y en él la pareja ha puesto toda su ilusión para decorarlo a su gusto. En su nuevo domicilio cuentan con ya varios muebles y, de hecho, ya han hecho la mudanza, proceso del que han estado ellos muy pendientes. Tanto es así que incluso el propio Ponce ayudó a los operarios que contrató, tal y como se pudo ver hace unos días en nuestras páginas de SEMANA.