Vídeo: Twitter

El vídeo de Manolo Santana que desmonta las teorías sobre su salud tras morir Mila Ximénez

Mucho se ha hablado de la salud de Manolo Santana desde que su exmujer, Mila Ximénez, falleciese, pero este vídeo despeja todas las dudas al respecto

Manolo Santana tiene 83 años y todos los rumores apuntaban a un delicado estado de salud, algo que ha quedado en entredicho después de unas imágenes que han causado un gran impacto en las redes sociales, al evidenciarse que está mejor de lo que se creía. Ver al extenista de nuevo en acción era algo casi imposible, pero la magia ha hecho efecto y el deportista ha vuelto a coger la raqueta para dar unos toques y disfrutar de un partido improvisado entre amigos, ajeno al revuelo que estas imágenes publicadas por su amigo Albert Corretja iban a dar tanto de qué hablar.

“Manolo Santana, a sus 83 años, sigue sintiendo la pasión por el tenis y practicándolo habitualmente. Hace 55 años que triunfó en Wimbledon”, escribía su amigo como acompañamiento del vídeo que deja claro que el extenista está en mejor forma física de lo que se había comentado. Días antes cancelaba su presencia a un acto benéfico en el que había confirmado su asistencia. Se trataba de una gala para inaugurar la apertura de un centro de día para niños con necesidades especiales orquestada por su amiga, María Bravo, creadora de la Fundación Global Gift. Se decía que su delicado estado de salud se lo había impedido y que no quería aparecer debilitado ante los medios, más si cabe ante la reciente muerte de su exmujer, Mila Ximénez, de la que presumiblemente sería preguntado.

Foto: Twitter

Manolo Santana no ha querido hacer mención pública alguna sobre la muerte de la periodista. Tampoco su entorno ha hablado de la trágica desaparición de Mila Ximénez ni han estado al lado de la hija que el tenista tuvo con ella, Alba Santana. Es más, tanto ha extrañado que esto no sea así, que incluso se llegó a especular con la posibilidad de que el extenista no fuese conocedor del fatal desenlace de su ex para no agravar un posible delicado estado de salud. Algo que, a juzgar por las imágenes que se muestran al inicio de esta noticia, no respaldan esta versión. Manolo Santana está perfectamente, sigue jugando al tenis y, como dice su amigo, no es un hecho puntual, sino que lo hace de manera rutinaria jugando partidos con sus colegas y atesorando una pasión que hace 55 años le convirtió en un héroe nacional.