El actor Dani Rovira continúa con su lucha contra el cáncer, ahora con la radioterapia. Ha mostrado en vídeo cómo se realiza este tratamiento que deberá seguir hasta mediados del presente mes


El pasado 25 de marzo, Dani Rovira sorprendía a todos anunciando que padece cáncer, concretamente el linfoma de Hodgkin. Él se lo ha tomado, como no podría ser de otra forma, con grandes dosis de humor, dado que prefiere ofrecer una imagen de positividad de cara al mundo, aunque los malos momentos los sufra tan solo hablando con sus seres queridos. Una actitud y una fortaleza admirable, que queda plasmada en el último vídeo que el humorista ha compartido con sus seguidores, mostrando cómo es una sesión de radioterapia para minimizar el avance del cáncer por su cuerpo y que le asegura el éxito en su dura batalla.

Después de cuatro meses sometido a un tratamiento de quimioterapia, Dani Rovira ya está en la etapa de la radioterapia, la cual le han recomendado los médicos para asegurarse el buen desenlace de su batalla. “Ea, pues ya he tenido mi ratito distópico de cada mañana”, escribía el actor como acompañamiento a un vídeo que ha inquietado a sus seguidores, en la que aparece Dani Rovira dentro de una máquina de radioterapia externa. Lo que más extraña es la normalidad con la que habla de estas cuestiones que, para muchos, aún siguen siendo un tabú. Una forma de acercar la enfermedad al mundo para ayudarles a perderle el miedo.

Y es que, Dani Rovira, tiene bien claro que el cáncer no va a poder con él, pese a que le haya asestado un golpe que le ha hecho replantearse los esquemas de su vida. Ahora ya sabe para qué lucha y qué es lo que desea en su vida: “Los linfomas han desaparecido. A mediados de agosto este mal sueño habrá acabado y podré retomar de nuevo la ‘normalidad’ si es que hay algo normal ya en este mundo”, confiesa Dani Rovira en sus redes sociales.