La artista  Vicky Larraz, nos abre las puertas de su casa, para ofrecernos una entrevista a corazón abierto en donde no se deja nada en el tintero.

 


La artista y exconcursante de Supervivientes 2020, Vicky Larraz, nos abre las puertas de su casa, para ofrecernos una entrevista a corazón abierto en donde no se deja nada en el tintero. La cantante afrontó su aventura más extrema en televisión y ahora nos cuenta para SEMANA, en un reportaje exclusivo, cómo ha vivido estos últimos meses, cómo esta su corazón y con quién hubiera tenido algo más que amistad en la isla.

¿Qué supuso para ti vivir un concurso tan extremo
Un reto vital. Me daba miedo lo que representaba, pero me atraía mucho. Me llegó la oferta en el momento justo, porque en otra ocasión hubiera sido difícil por mis hijas, que estaban viviendo conmigo y acababan de llegar a España.

¿Qué fue lo más difícil?
Creo que el enfrentamiento con personajes oscuros que hacían lo que fuera por estar delante de una cámara. Como José Antonio Avilés, con el que hice la preconvivencia y fue realmente una migraña para la cabeza.

¿Te sorprendió todo lo que se montó cuando salió expulsado de la isla?
Para nada. Miente más que respira y se alimenta del conflicto. Antes de empezar el concurso eran dos o tres broncas diarias… Le eché las cartas y le vi conflictos legales. Yo se lo dije y eso está grabado.

¿Con quienes tuviste más feeling?
Con Jorge, el ganador, y con Antonio Pavón, mi descubrimiento. Nuestra relación fue maravillosa y no se emitió.

Te noto un tono diferente al hablar de Antonio.
Me pareció el típico galán que llega en su corcel blanco para rescatar a la dama en apuros. Para mí fue como un rayo de luz. Me enamoré de su personalidad y su carisma. Hablábamos durante horas y  al salir del concurso confesó que cuando me marché fue la única vez que lloró.

¿Hubieras tenido algo romántico con él?
Claro. Antonio Pavón es un hombre luchador, atractivo y positivo. Su sonrisa te ilumina.

¿Te hubieras cortado de estar con él por el simple hecho de que tus hijas te estuvieran viendo?
Yo si me enamoro, me enamoro. Además, en mi familia saben que yo hago las cosas de corazón. Pero él estaba con su chica y además muy contento, es una mujer encantadora.   Pero lo que quiero decir es que es el tipo de hombre que a mí me atraería.

Hace tiempo que no te vemos con ninguna pareja…
No la busco, pero estoy totalmente abierta al amor. Soy muy enamoradiza y me gusta estar en pareja. Mis hijas ya están mayores y tengo mucha más libertad, pero al mismo tiempo te digo que prefiero estar sola que mal acompañada. Yo no necesito tener a una persona a mi lado para ser feliz.

¿Qué ha sido lo peor de volver y encontrar que España estaba en estado de alarma?
Mis hijas se habían ido a Miami con su padre y no las he podido ver desde que he regresado. Eso es una cosa que a mí me ha tocado mucho. Yo lo que más quería era poder darles un abrazo y por el Covid están allí y no han podido regresar. Pasé de una casa rodeada de gente a ver mi casa vacía.

Debe de ser muy duro no poder sentir el calor de tus hijas.
Ellas quieren regresar pero les están aplazando los viajes. De hecho, Sophia, la pequeña, me dijo que le habían vuelto a atrasar su vuelo para el 15 de agosto. Menos mal que no lo han cancelado. Estoy loca por verlas, porque desde febrero no he podido abrazarlas.