El torero Vicente Ruiz ‘El Soro’ ha sido ingresado de urgencia en un hospital valenciano tras sufrir un infarto. No es el primero que le lleva al hospital


Vicente Ruiz ‘El Soro’ ha sido ingresado con carácter de urgencia en el Hospital Clínico de Valencia, tras haber sufrido un nuevo un infarto. El diestro permanece aún ingresado en el citado centro médico, a la espera de que se le practique un cateterismo, tal y como ha dado a conocer su pareja, Eva Rogel a la agencia Efe.

La pareja de Vicente Ruiz ‘El Soro’ ha reconocido que el diestro ha sufrido en las últimas horas fuertes dolores en el pecho, lo que anunciaban una angina de pecho, por lo que ha sido rápidamente trasladado al hospital valenciano. La medicación que el torero toma para remitir este tipo de ataques no ha sido suficiente, motivo por el cual una ambulancia ha acudido a su domicilio para asistirle ayuda de carácter urgente y, después, llevarle a la clínica.

El corazón es el punto débil de Vicente Ruiz ‘El Soro’, después de que le haya dado ya numerosos avisos en los últimos años. El diestro sufrió un infarto de miocardio mientras recibía un homenaje en Roqueras de Mar, Almería. En esa ocasión, los médicos decidieron implantarle un estent en la arteria coronaria, logrando estabilizarlo y recibiendo el alta días después. Sin embargo, sus problemas de corazón han continuado y los dolores en el pecho han vuelto a llevarle a un hospital, donde aún permanece ingresado.

“Gracias a Dios lo puede contar. No es la primera vez que Vicente Ruiz ‘El Soro’ sufre algún susto de corazón, pero él es un hombre muy fuerte, ha superado muchísimos contratiempos que ha padecido en su vida y éste ha sido una muestra más de la tremenda fortaleza física y mental que tiene”, aseguraba Eva Rogel en su día, en 2018, cuando se encontraba ingresado por esta dolencia.

Los problemas de salud de Vicente Ruiz ‘El Soro’ no solo se limitan al corazón y es que una rotura de ligamentos en la rodilla izquierda, lo que precipitó su retirada de los ruedos en 1994. Después tuvo que ser operado hasta en 40 ocasiones para recuperar la movilidad en la piernas, pero finalmente la solución llegó con la implantación de una pierna biónica, gracias a la cual pudo volver a los ruedos en 2015, aunque solo fuese para poder despedirse por la puerta grande.