SEMANA ha podido hablar con Vania Millán que nos contado todo sobre la supuesta mala relación de Pilar Rubio con su cuñada Lorena Gómez por culpa de ella.


La moda vuelve a pisar con fuerza (aunque de manera diferente) en la Madrid Fashion Week. Como cada año, diferentes personalidades acuden a Ifema para disfrutar de la moda y apoyar a sus diseñadores de cabecera. Este fue el caso de la diseñadora Andrés Sardá, que, con motivo de la presentación de su nueva colección, famosos de la talla de Helen Lindes y Vania Millán acudieron a arroparlo en esta “nueva normalidad”.

SEMANA acudió a la cita y pudo hablar de primera mano con Miss España 2002. La joven, que está a punto de cumplir los 40 años, vive uno de sus mejores momentos, tanto en lo personal como en lo profesional, y nos ha revelado cómo ha pasado estos últimos meses y, sobre todo, que tan ciertos son esos rumores que hablan sobre la supuesta mala relación de Pilar Rubio con su cuñada Lorena Gómez por culpa de ella.

Vania Millán se encuentra feliz. La modelo vive uno de sus momentos más dulces, tras la propuesta de matrimonio por parte de su pareja, el cirujano Julián, durante el confinamiento y su próximo proyecto: una clínica estética en la que ha puesto toda su ilusión y esperanza. La maniquí se ha confesado con nuestra revista y nos ha contestado a todas nuestras preguntas. Tranquila y serena, Vania ha abordado todos los temas y ha dejado claro que lo más importante para ella es el ahora y que “agua pasada no mueve molinos”.

La modelo nos ha confesado que tenía muchas ganas de recuperar la normalidad y volver de lleno a la rutina. “Tenía ganas de comenzar a hacer cosas diferentes. Pasé del confinamiento al confinamiento en mi clínica”, nos ha dicho nada mas comenzar la entrevista.

Y es que Vania se ha aventurado en un nuevo proyecto profesional, abrir su propia clínica estética. Un trabajo en el que se ha volcado en cuerpo y alma los últimos meses. “Se llama Clínica Bayón, y la abrimos el 11 de mayo. No he salido de allí, es nuestro bebé, nuestro proyecto y estamos trabajando duro”.

La empresaria, pese a los malos meses que atraviesa el país por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, se siente segura de esta nueva etapa y no siente ningún miedo. “No es que cueste, pero como todo en la vida, tienes que tener la seguridad y la fe de mantenerte en aquello que te gusta. Es el momento de seguir adelante, aunque la incertidumbre siempre está ahí persiguiéndote”, nos ha explicado. “Montar una empresa es mucha responsabilidad, no solo contigo, sino también con la gente con la que trabajas”.