La Reina, como buena lectora que es, estaba encantada de presidir la entrega de los Premios SM de Literatura Infantil y Juvenil Barco de Vapor y Gran Angular. El acto tuvo lugar en la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, a la que acudió muy fresquita, con los brazos al aire, pese a que estaba jarreando en el exterior. Pero no es eso lo importante, sino el moderno chaleco con el que nos sorprendió.

Letizia

Se trataba de una nueva pieza en tweed de Felipe Varela, de la colección comercial de verano. Un diseño original y algo cañero así a primera vista. De lejos, lo primero que captó mi atención fueron los brillos que despedían sus mangas, gracias a unos apliques joya en cristal de Swarovski. De cerca pude observarlo con más detalle, especialmente el tejido entrelazado, el escote a pico y las trabillas en los hombros. El corte entallado en la cintura, con un ligero vuelecillo en las caderas, del que sobresalían dos bolsillos de tipo cartera, se le ajustaba a la figura como un guante dando un efecto muy favorecedor. En la fila de botones delanteros se leían las iniciales del diseñador, FV.

Letizia

Lo combinó con sus pantalones rectos básicos de Hugo Boss y unos salones de Magrit. Como complemento lució una cartera sobre negra también de la firma alemana. Además, se puso los pendientes florales de diamantes, regalo de sus suegros con ocasión de su boda, a los que últimamente ha cogido el gusto.

Entre los brillos del chaleco y los que despedían estas piedras tan nobles, he de decir que hubo momento al verla sobre el escenario en el que los destellos me provocaron chiribitas en los ojos…

Letizia

Este era el primero de los muchos actos previstos en la agenda de Letizia esta semana. ¡Albricias! Utilizo esta interjección de tono arcaico en un claro homenaje al gran protagonismo que tendrán las Letras, que culminará el sábado 23 de abril con la entrega del Premio Cervantes en Alcalá de Henares. Así que no me perdáis de vista. ¡Tenemos muchos modelitos que comentar!

De momento, decidme qué opináis de este conjunto. Un total black con toques brillantes que a mí me gustó mucho a primera vista. Me suelo fiar de las primeras impresiones. De hecho, el segundo día me sigue gustando… Y a vosotr@as, ¿os gusta su nuevo chaleco?

Letizia
Letizia, con su cartera reposando en las rodillas, y muy sonriente en una noche literaria.