A tan solo unas horas para que Ana Obregón se enfrente a sus primeras Campanadas tras el duro año que ha vivido después de la muerte de su hijo, Álex Lequio


Este 31 de diciembre, Ana Obregón se enfrenta a sus Campanadas más complicadas. Por primera vez en la historia de la televisión, dos mujeres se encargarán de despedir este año 2020, que quedará en el recuerdo para todos, y de dar la bienvenida al 2021, un año que todos esperamos con ilusión. Ha sido un año muy complicado para todos los españoles, más si cabe aún para Ana Obregón, que ha visto como este 2020 le arrebataba a su hijo, Álex Lequio, tras una larga dura batalla contra el cáncer. El pasado mes de mayo su vida «se apagó» y con la del joven, también la de la artista polifacética. Ahora, todo lo que hace la actriz es por y para su hijo y en la memoria de él.

Fue este uno de los motivos por el que aceptó dar las Campanadas desde la Puerta del Sol junto a Anne Igartiburu para La 1 de RTVE. Un momento para el que Ana se lleva preparando varias semanas, ya que será la primera vez que se enfrente al público desde el fallecimiento de su hijo. A pesar de lo complicado que está siendo para ella, cuenta con el apoyo de todos sus compañeros, seguidores y familiares, que estarán en la distancia al lado de ella para que no se desmorone en el momento de despedir el año que le ha quitado lo que más quería. Y sobre todo a su lado también estará su hijo, Álex Lequio.

Ana Obregón recuerda sus últimas Campanadas y cómo ha cambiado todo

Antes de enfrentarse al momento de despedir el año con todos los españoles, Ana Obregón ha querido hacerle una última promesa a su hijo. Lo ha hecho a través de su perfil de Instagram, donde ha compartido también un recuerdo de las Campanadas 2005 que dio junto a su gran amigo Ramón García: «Éstas imágenes de la Puerta del Sol reflejan no solo mi felicidad sino también la de toda España celebrando la llegada de un nuevo año. Esa plaza llena de gente a rebosar, celebrando, cantando ,bailando , abrazándose …. Esa puerta del sol que mañana estará vacía para que el año que viene pueda estar llena de gente otra vez«, ha comenzado escribiendo.

Para Ana lo más duro no será ver esa plaza vacía, sino que su hijo no esté en casa disfrutando de su madre en la televisión. Algo que siempre hacía, por esto la presentadora le ha prometido que su «corazón estará cada segundo» con él. Así lo ha escrito Ana Obregón para sentenciar la publicación: «Y tú mi Áless que desde que eras pequeño me veías desde casa y yo te mandaba besos , mañana me verás desde un sitio privilegiado y mi corazón estará cada segundo contigo. #campanadas2020 #alessforever 💔».