"Colgué el teléfono y estaba temblando, pero pude recuperarme por esa paz y esa sensatez que me dio", ha contado la colaboradora.


La muerte de Mila Ximénez ha supuesto un importante varapalo para Terelu Campos. Totalmente rota y sin poder contener las lágrimas, la colaboradora ha revelado el importante mensaje que le dio su hija, Alba Santana, tan solo un día antes de que falleciera.

Telecinco

«Qué maravillosa hija. Es la mejor hija que alguien puede tener. Lo respetuosa que ha sido con las decisiones de su madre y con la última decisión de su madre», ha afirmado durante una sentida entrevista en el programa ‘Viva la vida’. Ha recordada que fue ella quien le dio unas reconfortantes palabras tan solo un día antes de que nos dejara. «Por su manera de expresarse, rota de dolor, exhausta de cansancio, y a pesar de estar exhausta, todavía tenía fuerzas para tranquilizarme a mí».

«Me dijo que el sábado me había visto en la tele muy mal. Y que me quedara tranquila porque ella lo estaba y porque Mila también lo estaba. Colgué el teléfono y estaba temblando, pero pude recuperarme por esa paz y esa sensatez que me dio», ha contado. Aprovechaba para subrayar que la sevillana «vivía» por su hija. «Ha pasado por momentos muy difíciles en los que no sé qué habría sido sin ella. Alba es la bondad, la paz, la inteligencia y el amor».

Telecinco

También fue un pilar fundamental durante el año que luchó contra su cáncer de pulmón. «A pesar de que una parte de ella no quería, y no quería de verdad, otra parte de ella necesitaba saber que tenía que luchar por lo que ha sido el motor, el amor, el bastón de su vida: su hija Alba». Terelu ha calificado a Mila como «una madre muy especial. Ha sido íntegra hasta la muerte, hasta en su muerte. Ha sido generosa y consciente de lo que iba a pasar. Menuda lección de valentía».

Un duro golpe

Comienza un tiempo de luto para Terelu que está viviendo de la siguiente manera: «Estoy intentando digerir lo que nos ha pasado. Encaminar el proceso que, de alguna manera, hay que seguir porque hay que pasar por un camino. Los que la queremos tenemos que pasar por ese camino que lleva lo primero a la aceptación, que es lo más difícil. Luego la reconciliación con la vida, la muerte y tus creencias», ha afirmado. 

© Gtres.

La hija de María Teresa Campos ha definido a su amiga como una persona «totalmente concienciada y entregada a su trabajo. Después algo que mucha gente ha entendido de ella que era auténtica. Es es lo más grande que ha tenido. Cuando se cabreaba era el AVE en alta velocidad, pero cuando te abrazaba lo hacía de verdad. Su abrazo era diferente, era distinto».

Terelu nunca creyó que viviría este triste desenlace. «Nunca pensé en ello porque así se nos hizo saber. Con esto quiero decir lo que digo. Hace un año yo pregunté cuáles eran las expectativas y no eran estas. Luego la vida te pone obstáculos continuamente. Ha sido la mayor carrera de obstáculos que yo he vivido con ella. No nos funcionó nada. Eso ha sido espantoso, sobre todo porque tengo un sentimiento de culpabilidad. Ella me miraba con toda la verdad y me decía: ‘No puedo más’. Yo le decía que eso era normal y que todos teníamos un día malo».