Terelu está sobrepasada por la situación.

Cuando a Terelu Campos le pusieron un video donde varios críticos de televisión hablaban de sus «horas bajas», la colaboradora de Sálvame estuvo al borde del llanto. Sin embargo, se tragó las lágrimas y prefirió guardar silencio.

«Mejor no digo nada. Es una cuestión personal en la que no quiero entrar… aunque eso me cueste el puesto de trabajo. Pero vamos, que lo pongo a disposición de la dirección». Así de contundente se mostró, después de agradecer, con ironía y dolor, la pieza que acababa de ver.

El director del programa entró para tranquilizar a Terelu y a Lydia.

Terelu está más que enfadada y molesta, está decepcionada. Cree que es injusto todo lo que está pasando y la situación alcanzó tanta tirantez que el propio David Valdeperas, el director, tuvo que entrar en directo para calmar los ánimos. Pero vamos, que tampoco lo consiguió demasiado.