La cantante se ha puesto en contacto telefónico con su hijo para tener un cara a cara con él. Así ha sido su incómoda conversación.


Desde que Kiko Rivera desvelara en ‘Sábado Deluxe’ que está pasando por un mal momento, Isabel Pantoja está preocupada por su primogénito. También está inquieta. Por ello no ha dudado en ser la primera en mover ficha para estar más cerca de su hijo, que hace apenas unos días le reprochaba no haber ido a visitarlo tras verlo romperse en directo en los platós de Telecinco.

Y es que el esperado beso de la tonadillera no se ha producido aún. Sin embargo, la artista sí ha dado un importante paso para acercar posturas. Lo ha llamado por teléfono y ha mantenido una conversación con él, tal como ha informado el periodista Pepe del Real en ‘El Programa de Ana Rosa’. Sin embargo, la charla no se ha producido de manera relajada, Más bien ha sido muy tensa. La sevillana está dispuesta a hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a su hijo, pero sigue sin entender porqué no acudió a ella desde el primer momento. Haberse enterado de que Kiko podría padecer una depresión por televisión no ha sido de su agrado, lo que ha avivado la tirantes entre madre e hijo.

Isabel quiere un encuentro cara a cara con su hijo

En su última conversación telefónica con Kiko, la jurado de ‘Idol Kids’ le ha dejado claro que quiere «aplacar los ánimos y acercar posturas» con él. «Quiere hablar con su hijo en persona, porque quiere mirarle a los ojos. Dice que hablando con él va a saber cómo se siente su hijo», ha añadido el colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’. Isabel no solo ha dialogado con Kiko: también ha hablado con Irene Rosales, a la que le preguntó por su estado de salud después de que haya dado positivo en Covid-19.

© Gtres.

Todo parece indicar que Isabel Pantoja quiere un cara a cara con su hijo porque es en las distancias cortas donde mejor se desenvuelve como madre. Qué mejor que tenerlo cerca para brindarle su apoyo y para recordarle, tal y como le dijo en su conversación en el ‘Deluxe’ que hará todo lo posible por echarle una mano. «Tu familia entera te adoramos. Por nada del mundo te dejaremos solo nunca», le decía tras escuchar al DJ afirmar que se siente «un inútil».

Isabel quiere un encuentro cara a cara con su hijo

«Nos morimos por ti. No quiero que sigamos hablando de esos temas, Francisco, por favor. Eso te hace mal. Me hace mal. Quiero a mi hijo al de siempre, al contento, al alegre. Mi vida, tienes que pensar que somos personas y estamos sanos. Hay una pandemia ahora en el mundo, lo que estás pasando no es importante», explicaba la artista a su hija en directo en ‘Sábado Deluxe’.

Fotomontaje realizado en SEMANA

«Lo tuyo se puede curar. Los que se han ido no». Le imploraba en que se que se dejase ayudar: «Tienes que tener el valor suficiente de decirle a tu mujer, a tu madre: ‘Mamá no estoy bien, vente’. Tardo cero coma en llegar y llevarte donde sea. Tienes que pensar que nadie, o casi nadie, está trabajando. El mundo de la cultura, desgraciadamente, está así. Tienes que rezar por la salud de tus hijos para que esto acabe y saldremos todos adelante, los que estamos vivos… Te pido, te suplico, con toda mi alma y con todo lo que te amo, tú no estás donde dices que estás, no estás en ese subsuelo. Tú vales mucho. Tienes un corazón impresionante. Eres una persona noble, eres bueno», le decía emocionada. «Tenías que haber venido a contármelo antes. Me he quedado trastornada. Eres mi vida junto con tu hermana que quede claro», eran otras de las emocionadas palabras de la cantante a Kiko.

El reencuentro entre Isabel Pantoja y Kiko se producirá próximamente, una vez que Irene se recupere del coronavirus y que la situación ante la pandemia mejore. La cantante también desea poder ver a sus nietas, a las que la tonadillera echa mucho de menos. Falta por ver si en ese encuentro se producirá aquello que Kiko tanto desea, que es un gesto de afecto por parte de su madre y que ella misma le prometió delante de las cámaras. «Yo mañana cojo el coche y te doy los besos más grandes del mundo».