Tamara se sentó en ‘Sálvame’ para confesar su drama económico tras 18 años sin ingresos, pero ahora quiere matizar algunos puntos en los que dice que se ha exagerado su estado, aunque sea basándose en sus propias declaraciones. Vea el vídeo


Tamara se sentaba en el plató de ‘Sálvame’ diario para confesar sus problemas económicos. Unos apuros en sus cuentas al ver cómo su marido tenía que cerrar varios negocios y cómo ella se quedaba con la agenda cerrada y sin conciertos a la vista por culpa de la pandemia del coronavirus. Unas circunstancias que ella puso sobre la mesa, pero que dice que ha sido exagerado por la prensa, pues su situación no es tan alarmante como se ha creído. La cantante ha defendido su economía familiar, asegurando que “se sacó todo de contexto”, pese a que ella misma reconocía que ha tenido que pedir auxilio a sus amigos para poder llegar a fin de mes. Unas matizaciones que ahondan en su delicada situación que, según ella, no es tan dramática como ha contado en un primer momento o como lo ha interpretado el público.

Vídeo: Europa Press

“Ni estaba arruinada, ni decir apuros económicos, como todo el mundo en la pandemia, pero no a ese extremo tan grave que yo creo que se han hecho eco los medios de comunicación de todo tipo. Sí, hemos pasado un momento difícil donde no sabíamos, lo conté también ayer, no sabíamos cuando se iba a salir de esto o un poco ver la luz. Dani es de ocio nocturno y yo de ocio cultural, dos sectores muy afectados. Gracias a Dios tantos años de trabajo y esfuerzo tienen sus frutos, teníamos unos ahorros”, quiere dejar claro ahora Tamara en una entrevista a pie de calle en el que quiere matizar las confesiones que realizó un día antes. Vea el vídeo de más arriba para conocer qué puntos dice Tamara se ha exagerado su situación económica y por qué considera que se han malinterpretado sus palabras.

La dura confesión de Tamara sobre su economía familiar

“No puedo contarlo todo, pero venimos de un año muy complicado. Mi marido ha tenido que cerrar dos negocios, yo llevo un tiempo sin dar conciertos y tenemos cuatro niños que mantener. Tengo que llevar paga a mi casa”, decía Tamara tras conocer que era la primera expulsada de ‘MasterChef Celebrity’. Esta confesión ponía sobre la pista al público de que su economía se ha visto resentida por culpa de la pandemia. Pero esta semana se sentaba en el plató de ‘Sálvame’ para arrojar más luz sobre su declive económico tras estar “18 meses sin ingresos y con cuatro hijos”, como ella misma declaraba.

Telecinco

Tamara, aunque ahora diga que su situación no era tan dramática, también decía en su momento que ha tenido que renunciar a muchas cosas para que a sus hijos no les faltase de nada: “Antes me hacía la manicura cada 15 días. Mi marido y yo íbamos a cenas, viajes, ropa”. Unos “caprichos” que ahora quedan atrás por su prole, dado que lo principal es “darles de comer y ofrecerles una buena educación”. Una situación familiar que le quitaba el sueño y que también han compartido con sus hijos, para que sean conocedores de que no atraviesan un buen momento económico y deben ajustarse el cinturón: “A los niños siempre hay que contarles la verdad, sobre todo a los mayores. Ya estamos mejor. Mientras haya salud en casa, eso es lo importante”.