Tamara Gorro ha contado en sus redes sociales que han perdido todas sus maletas en el avión, por lo que están en Laponia, pero no tienen equipaje.


Tamara Gorro ha comenzado su viaje de la manera más accidentada. La influencer está ya en Laponia, el hogar de Santa Claus, siendo este el periplo soñado para ella, su marido y sus hijos. La ilusión que los niños están experimentado es según ella «la emoción más bonita» que ella y Ezequiel Garay han sentido, sin embargo, no han empezado como esperaban. A la bajísima temperatura que hay, se suma que le han perdido todo el equipaje, por lo que no tienen nada de ropa y tienen que quedarse con lo puesto. “Mirad, menos 11 grados», dice Tamara Gorro en sus stories. «Nos han perdido todas las maletas, solo ha llegado la que traigo el material para hacer el contenido. Para colmo,  mi inglés no es perfecto, tan solo me defiendo. Una locura”, continúa.

Tamara Gorro Laponia
Redes sociales

Al parecer, las maletas están en Helsinki y todavía no tienen noticias de cuándo les devolverán sus pertenencias, por lo que tienen que adaptarse y esperar. Una situación muy incómoda que ha enfadado al futbolista, aunque no es lo único inesperado a lo que han tenido que hacer frente: «¿Qué ves aquí de excursiones si es de noche y son las nueve de la mañana?». Esta pregunta llega al ver que solo hay una hora de luz solar al día, prueba de ello, que amanezca a las 11.38 y anochezca a las 12.34, lo que dificulta sus vacaciones. Tamara y su familia deben buscar planes alternativos o al menos no hacerlo cómo lo imaginaban en un principio, toda una aventura que recordarán pasen los años que pasen.

Tamara Gorro Laponia
Redes sociales

Este viernes Tamara ha actualizado a sus seguidores y les ha explicado que a este «drama», se suma también que ni siquiera tiene café y, además, con unas únicas botas que están sucias. Debe tener paciencia y quizás preguntar algunos consejos a Carlota Corredera, quien acaba de visitar esta región de Finlandia. Un viaje de lujo que suele costar unos 2500 euros por pareja y que suele incluir actividades en una zona mágica para los niños. Pero ¿qué se suele hacer allí? Montar en un trineo tirado por huskies, cruzar el Círculo Polar, adentrarse en bosques lapones con renos o conocer a Papa y a Mamá Noel.

Eso sí, al mal tiempo buena cara. Tamara Gorro y su marido intentan afrontar estos contratiempos con sentido del humor, ya que desde hace tiempo deseaban hacer este viaje. Más aún si se tiene en cuenta el proceso al que estaba haciendo frente la influencer y es que según ella misma explicó está intentando salir de un problema de salud mental del que está intentando curarse. Esto le servirá para desconectar y oxigenarse fuera de nuestro país, lo que le ayudará enormemente a buen seguro.