Tamara Gorro ha hecho partícipe a su ‘familia virtual’ de un complicado momento de su vida. Si por algo se caracteriza la gurú de Instagram es por comunicar a sus seguidores una parte muy amplia de todo lo que le ocurre. Sin embargo, a finales de octubre ocurrió algo que Tamara no quiso compartir con nadie, pero que sus seguidores advirtieron que era importante. Por aquel entonces, Gorro solo dijo que no lo estaba pasando bien y que pertenecía a su más estricta intimidad.

Tras un compás de espera donde no ha abandonado las redes sociales, pero sí que ha demostrado estar menos enérgica que lo habitual, Tamara ha dado explicaciones. Con el desparpajo, naturalidad y habilidades comunicativas que la caracterizan, la mujer de Ezequiel Garay ha utilizado sus stories para contar por qué abandonó la rutina de ejercicios y gimnasio hace unos meses. Pues bien, detrás de esa explicación hay un motivo más de peso.

Su explicación

Después de dos meses y medio vuelto a la rutina que tan bien me hace a la mente y que tuve que dejar. […] Creo que os debo una explicación. Como ya sabéis, a finales de octubre o principios de noviembre tuve un gran bajón. Y bueno, recargar esas pilas me recetaron unas pastillas que me daban muchísimas taquicardias, una barbaridad. Era entrenar y… un día me asusté bastante”, comenta mientras camina con ropa de gimnasio.

“Entonces, me dijeron que tenía que dejar de entrenar hasta que fuéramos cambiando esas pastillas. Como ya me han eliminado unas, y me han puesto otras más flojitas, ya puedo empezar a hacer deporte. Me h nadado bandera verde”, ha sentenciado la influencer.

A pesar de que nunca ha trascendido el motivo por el cual Tamara ha pasado un periodo malo, lo cierto es que son muchos los que apuntan que su ruptura de amistad con una de sus mejores amigas, podría ser la causa.