«Reencontrarte con familiares y todos con salud es historia«, ha asegurado la influencer después de volver a encontrarse con sus pequeños.


A pesar de que se muestra como una mujer muy optimista, Tamara Gorro ha pasado unas difíciles semanas después de que su marido, Ezequiel Garay, diera positivo por coronavirus y esto les obligara a separarse de sus hijos. Sin embargo, este sábado, la influencer ha vivido uno de los días más felices de su vida después de reencontrarse con sus pequeños.

Tamara Gorro ha publicado un emocionante vídeo del momento exacto en el que se ha producido el reencuentro con sus hijos después de haber estado separados dos meses. «Perdonad por la mala calidad del vídeo, mi mamá lo grabó y lo he editado porque me parece tan precioso y tan acertado en estos momentos que tenía que publicarlo«, explica emocionada.

La tertuliana ha hecho hincapié en que este bonito momento significa una auténtica victoria debido a los tiempos difíciles por los que está pasando la población: «Reencontrarte con familiares y todos con salud es historia«. De la misma forma, Gorro, que no le salían las palabras debido a la emoción que sentía por el momento que estaba viendo, ha reconocido que ha pasado miedo, incertidumbre y angustia «por no saber cuándo podría abrazar a mis hijos y sobre todo por ser consciente de lo mal que ya lo estaban pasando… las lágrimas de Shaila me confirman sus ganas de estar junto a nosotros…».

Su deseo por encontrarse con sus abuelos

Después de tomar la decisión de separarse de sus hijos por el bien de los pequeños después de que el futbolista diera positivo en la enfermedad, la influencer ha reconocido que teme por sus abuelos, a quienes todavía no puede ver. «Sufro viendo las noticias con gente que muere y muere. ¿De verdad todavía hay personas que no son conscientes de esta situación? Yo llevo sin ver a mis hijos dos semanas y probablemente me quede mucho tiempo sin verlos. Podría cometer la locura de coger el coche e irme con ellos directamente a Madrid. Y no lo voy hacer. Porque el que yo salga implica que a lo mejor alguien muera. Por mi irresponsabilidad», decía días antes de volver a ver a sus pequeños.

Ahora, espera que pronto pueda reencontrarse con sus «yayos», aunque reconoce que todavía le toca esperar: «Ese momento llegará, mientras tanto sigo dando gracias por tenerlos con salud». Tras estas emocionantes palabras, Gorro ha agradecido a todos sus seguidores las palabras de cariño y mensajes de ánimo que le han llegado en estas semanas. «He tardado cuatro semanas en conseguir todos los permisos necesarios para justificar ante las autoridades el motivo del viaje. Muchos papeles y estrés pero siempre cumpliendo la ley y sobre todo siendo responsables. ¡¡¡QUÉ FELICIDAD TAN GRANDE!!!«, exclamaba. Asimismo, ha insistido en que estará varias horas alejada de sus redes sociales porque «estoy con mis pequeños recuperando el tiempo perdido«.

Las reflexiones de Tamara Gorro ante la crisis sanitaria

Tamara Gorro se ha convertido en una de las personas que más hincapié ha hecho en concienciar a la población de la importancia de quedarse en casa. La colaboradora de televisión compartía su miedo y apelaba a la responsabilidad ciudadana para que se llegue pronto a la nueva normalidad: «Hay gente que está muriendo su familia y no puede despedirse de ellos. Yo hablo con mis abuelos todos los días y le entran tos y me da pánico. Tengo miedo. Miedo de que se tengan que ir a un hospital y que yo no puedo acompañarles. Seamos conscientes joder», ha contado. Y añadía: «Yo hago este ejercicio mucho, me pongo aquí, escucho y me evado. Es bueno también sacar eso que tenemos dentro, pero por favor seamos conscientes de la situación que tenemos. Por favor, porque a lo mejor tú eres inmune, pero el de al lado no. Y en esto tenemos que estar juntos y vamos a seguir sonriendo y sacando contenido y vamos a partirnos de risa porque no podemos estar lamentándonos porque hay que sacar el lado positivo, pero estamos jodidos. Esto está siendo tremendamente jodido, para unos más que para otros, pero todos tenemos ese miedo».

Después de que su marido se mantuviera aislado, la influencer reconocía que ella también podría haberse infectado, aunque no ha presentado ningún síntoma: «Yo supongo, imagino y por lógica que también esté infectada porque estoy en contacto directo con él». Tras esto, Gorro se convirtió en la mejor enfermera que su marido podía tener y le ha cuidado, teniendo mucho cuidado y tomando todas las medidas de seguridad, a la perfección. ««❤️JUNTOS EN LA DISTANCIA❤️ (Eze lleva mascarilla por recomendación médica)», reiteraba mientras que compartía imágenes de cómo estaban viviendo el aislamiento.