¡0!

Tamara Gorro muestra la cicatriz de su cesárea dos meses después de dar a luz

Tamara Gorro ha vuelto a convertirse en noticia. La colaboradora de televisión y su marido, Ezequiel Garay, están viviendo una de las etapas más increíbles de su vida después de dar la bienvenida a su segundo hijo, Antonio. El pequeño se ha convertido en el mejor compañero de juegos de Shaila, que tiene ya dos añitos.

Pues bien, después de anunciar a través de su canal de YouTube, que cuenta con más de 300.000 suscriptores, que va a hacer un seguimiento de cómo evoluciona su cuerpo tras el parto, Tamara Gorro ha vuelto para mostrar cómo ha quedado su cicatriz de la cesárea: «Hoy os voy a contar cómo ha quedado mi cicatriz casi dos meses después de haber dado a luz a un bebé».

Sin embargo, antes de mostrarla a cámara, la colaboradora de televisión ha compartido con sus seguidores cómo está su cuerpo: «Esta grabación es del 14 de enero. La tripa ha disminuido una barbaridad. Como mucho más sano, no me apetece tanta grasa, pero se nota la flacidez. No tiene nada que ver con mi tripa de antes. El culo lo tengo más gordo y tengo celulitis. La semana pasada estaba en 68,1 kg y esta semana en 67,7 kg».

https://www.semana.es/galeria/tamara-gorro-desvela-va-volver-tipazo-tras-embarazo/1115895

Después de contar esto, Tamara Gorro se ha atrevido a enseñar cómo ha quedado la cicatriz de su cesárea: «La cicatriz me la han hecho súper bien, me la han hecho muy bajita. Lo que veis alrededor es de un apósito que me pongo y que tengo que llevar durante seis meses».

Tamara Gorro continúa recuperándose de su embarazo, una evolución que no ha dudado en mostrar a su «familia virtual», como ella misma llama a sus fieles seguidores en las redes sociales. La colaboradora pesaba 77 kg antes de dar a luz. Cuando dio la bienvenida al pequeño Antonio el pasado diciembre pesaba 73,5 kg, y nueve días después del parto, Tamara pesaba 70,2 kg. La colaboradora no tiene reparos a la hora de “desnudarse” y mostrar cómo está su cuerpo ahora, con apósito de la cesárea, y lo seguirá haciendo hasta que se recupere del embarazo: “Mi cuerpo no tiene nada que ver con el que tenía antes”.

Los motivos por los que otras famosas deberían ser como Tamara Gorro

5Una de las etapas más increíbles de su vida

una-de-las-etapas-mas-increibles-de-su-vida

Tamara Gorro ha vuelto a convertirse en noticia. La colaboradora de televisión y su marido, Ezequiel Garay, están viviendo una de las etapas más increíbles de su vida después de dar la bienvenida a su segundo hijo, Antonio. El pequeño se ha convertido en el mejor compañero de juegos de Shaila, que tiene ya dos añitos.

 

4La evolución de su cuerpo

la-evolucion-de-su-cuerpo

Pues bien, después de anunciar a través de su canal de YouTube, que cuenta con más de 300.000 suscriptores, que va a hacer un seguimiento de cómo evoluciona su cuerpo tras el parto, Tamara Gorro ha vuelto para mostrar cómo ha quedado su cicatriz de la cesárea: «Hoy os voy a contar cómo ha quedado mi cicatriz casi dos meses después de haber dado a luz a un bebé».

 

3Los kilos que ha perdido…

los-kilos-que-ha-perdido

Sin embargo, antes de mostrarla a cámara, la colaboradora de televisión ha compartido con sus seguidores cómo está su cuerpo: «Esta grabación es del 14 de enero. La tripa ha disminuido una barbaridad. Como mucho más sano, no me apetece tanta grasa, pero se nota la flacidez. No tiene nada que ver con mi tripa de antes. El culo lo tengo más gordo y tengo celulitis. La semana pasada estaba en 68,1 kg y esta semana en 67,7 kg».

2La cicatriz de su cesárea

la-cicatriz-de-su-cesarea

Después de contar esto, Tamara Gorro se ha atrevido a enseñar cómo ha quedado la cicatriz de su cesárea: «La cicatriz me la han hecho súper bien, me la han hecho muy bajita. Lo que veis alrededor es de un apósito que me pongo y que tengo que llevar durante seis meses».

 

1Recuperándose poco a poco de su embarazo

recuperandose-poco-a-poco-de-su-embarazo

Tamara Gorro continúa recuperándose de su embarazo, una evolución que no ha dudado en mostrar a su «familia virtual», como ella misma llama a sus fieles seguidores en las redes sociales. La colaboradora pesaba 77 kg antes de dar a luz. Cuando dio la bienvenida al pequeño Antonio el pasado diciembre pesaba 73,5 kg, y nueve días después del parto, Tamara pesaba 70,2 kg. La colaboradora no tiene reparos a la hora de “desnudarse” y mostrar cómo está su cuerpo ahora, con apósito de la cesárea, y lo seguirá haciendo hasta que se recupere del embarazo: “Mi cuerpo no tiene nada que ver con el que tenía antes”.