La aristócrata ha contado en ‘El Hormiguero’ cuáles son sus actividades favoritas (y con quién le gusta estar) cuando está entre las sábanas.


Este jueves, Tamara Falcó ha hablado sin pudor de lo que más le gusta hacer cuando está en la cama. Era una de las cuestiones que abordaban los colaboradores de ‘El Hormiguero’ en la mesa de debate. Y a Pablo Motos le interesaba de manera especial saber qué ocupaciones entretienen más a la Marquesa de Griñón cuando está entre las sábanas. Y es que la actriz estadounidense Pamela Anderson, que se ha casado recientemente con su guardaespaldas, ha declarado que «la cama es el lugar mágico para vivir».

«Me encanta pedir el desayuno en la cama»

«Sois de estar mucho tiempo en cama. Aparte de dormir, ¿os gusta pasar mucho tiempo en la cama?»‘, preguntaba el presentador. «A mí me encanta pedir el desayuno en la cama en los hoteles», confesaba la colaborara. «Tengo mi teoría: si se me cae parte del desayuno el café van a tener que cambiar las sábanas de todas formas. ¡Es un lujo! Tienes los pies para arriba, nada de aprieta, tienes todo tipo de fiambres, de croissants. ¡Es maravilloso!», añadía.

Antena 3

Trancas y Barrancas comentaban lo divertido que es desayunar en los buffets de los hoteles. «En el buffet la criticada soy yo en plan qué mal va hoy», confesaba la ‘socialité’. No ha tenido reparos en reconocer que le encanta retozar sobre el colchón: «Pongo la alarma una hora antes para poder pasar más tiempo en la cama. Hago mis estiramientos. Es fundamental estirarte tranquilamente… En casa somos bastante de eso».

En la cama con su hermana Ana y con Fernando Verdasco «antes de que se vayan a dormir»

«Ir a la cama de mi abuela cuando no me encuentro muy bien y ponerme allí con ella me hace sentir muy bien. No sé, como en una cuna, abrazadita. Es una sensación… O cuando llego de aquí tarde y me encuentro con Ana y con Fernando, que ya están metidos en la cama. Me pongo ahí hablar con ellos justo antes de que se vayan a dormir. Ellos están los dos metidos y yo ahí. Y con mi madre también. En casa somos muy de eso, de eso, de ver pelis…».

GTRE

Tamara Falcó ha hablado también de cómo es la vida cuando eres un personaje conocido. En su caso, es famosa desde que nación, pero la popularidad para ella «supone un estrés». En ese sentido, ha valorado la manera en la que Mario Vargas Llosa, Nobel de Literatura y novio de su madre, Isabel Presyler, ha llevado ser un personaje de la prensa del corazón. «Lo de mi madre y Mario fue una locura. Era a todas horas. Cuando la prensa se enteró de su relación igual teníamos 20 coches en cada puerta. Mario, que no estaba acostumbrado a nada de esto, al principio se sintió incómodo, pero se lo tomaba con más naturalidad que mi madre. Él quería hacer su vida y al final todo pasa, pero es un momento crítico», recordaba.

Así habla de Mario Vargas Llosa: «Siempre tiene una palabra amable»

Del escritor peruano ha destacado su enorme cercanía y calidad humana: «Mario es estupendo. Se lo toma todo fenomenal, la vida en general. Le veo hablar con el jardinero, con el guarda de la caseta. Es una persona llena de vida y siempre tiene una palabra amable. Es una maravilla de persona».

Gtres

Al hablar de la fama, Tamara Falcó ha recordado cómo ha vivido la popularidad su novio, Iñigo Onieva, con el que empezó a salir el pasado mes de septiembre. «La verdad es que lo lleva fenomenal. Y doy gracias porque no siempre ha sido el caso. Hace su vida normal. De hecho, el otro día le pillaron con unos pantalones de ciclista, muy poco favorecedores, y le dio completamente igual. Él hace su plan y ya está». No ha sucedido lo mismo a la familia de su chico, que ya ha sufrido las consecuencias colaterales: «En el caso de mi novio persiguieron a su madre en el supermercado y eso choca».

«Hay chicos con los que he estado que me han dicho que les encantaba yo, pero que no, que les podía la presión. Y hay mucha gente a mi alrededor a los que no les gusta la fama. Yo les digo: pero si te van a poner en la grapa, no te preocupes», añadía.