La ‘socialité’ ha explicado el motivo por el que lucía un sospechoso anillo en el programa de Pablo Motos.


Este martes, Tamara Falcó ha aclarado por fin el misterio del anillo que tanto ha dado que hablar. Hace unos días, la colaboradora de ‘El Hormiguero’ jugaba con uno de los anillos que llevaba en la mano mientras participaba en la mesa del debate del programa. Sin querer, uno de ellos fue expulsado por los aires, lo que provocó un comentario por parte de Pablo Motos. «Es un anillo con un brillante. Parece de compromiso, no sé», decía el presentador, dejando a la colaboradora sin palabras.

La palabras del presentador desataron una oleada de comentarios. ¿Acaso la hija de Isabel Preysler tiene planes de boda con su atractivo novio, Iñigo Onieva? Lo cierto es que la Marquesa de Griñón ha decidido por fin explicar el motivo por el que llevaba ese anillo. «El estilismo se compone de dos anillos. Yo tiendo a jugar con ellos y uno salió volando», ha detallado a sus compañeros. Motos, por su parte, que lleva dos días sin ir a presentar el programa tras dar positivo en coronavirus, ha contado a través de videoconferencia que sus palabras sobre la joya que lucía en uno de sus dedos eran solo una broma. «Fui yo el que cogió el anillo. Pensé: ‘Esta es la mía, esto es el pendiente de Lola Flores».

Antena 3

Nuria Roca, encargada de presentar el espacio de Antena 3, le ha preguntado si era un anillo de pedida: «No, era parte del estilismo. El estilismo se componía de dos anillos, la estilista de ‘El Hormiguero’ lo consideró así», zanjaba Tamara. A continuación respondía a otra pregunta comprometida: «¿Tienes planes de boda?». Su respuesta fue clara: «De momento, no, de verdad».

© Gtres.

Tamara Falcó e Iñigo Onieva comenzaron su relación hace apenas cinco meses. Pero desde que empezaron su noviazgo se han vuelto inseparables. Se les ha visto juntos en numerosos lugares, como restaurantes y bares, incluso saltándose el confinamiento y las restricciones de movilidad de la capital. No cabe duda de que la hija del desaparecido Marqués de Griñón atraviesa uno de los momentos más dulces de su vida: está felizmente enamorada y las cosas en el trabajo no pueden marchar mejor. Su papel como colaboradora en ‘El Hormiguero’ está dando muy buenos resultados y la audiencia ya la adora. ¿Qué más se puede pedir?