Eugenia Osborne ha respondido a quien ha criticado su delgadadez en su última fotografía de Instagram en bikini, eso sí, de forma muy elegante.


Durante esta cuarentena Eugenia Osborne nos ha enseñado a través de sus redes sociales cómo apuesta por la vida sana. La hija del presentador, Bertín Osborne, posee una figura muy tonificada, no tiene grasa, ni piel de naranja y, además de realizar ejercicios que ella misma detalla, lleva a cabo una alimentación muy sana con la que consigue una rutina fit. De hecho, publica tanto entrenamientos para partes específicas del cuerpo como recetas, una iniciativa que ha sido muy aplaudida por sus seguidores. Tanto que actualmente tiene más de 126.000 followers, sin embargo, no todo el mundo aplaude sus post. Su última imagen ha sido una de las más controvertidas, pues en ella aparece en bikini mostrando su cuerpo, una publicación donde ha recibido algunos comentarios señalando su delgadez y a los que ella ha respondido demostrando la enorme elegancia que le caracteriza.

En la instantánea aparece con un sencillo bikini blanco con aire retro en una playa del Puerto de Santa María (Cádiz), siendo un espectacular posado del que ella está orgullosa. Este resalta su dorado tono de piel y su rostro transmite relax por cada poro, ya que en ese momento gozaba de unas fantásticas vistas pertenecientes a la tierra que le vio nacer. No obstante, entonces no imaginaba el revuelo que generaría lo que ella consideraba una bonita imagen para el recuerdo.

Mientras un usuario le dice «Te veo horrible espectral», Eugenia Osborne le comenta de forma irónica y sin entrar en polémica. Prefiere no perder las formas y tampoco se plantea borrar ningún comentario, prueba de ello que mensajes tanto positivos como negativos sigan apareciendo en su perfil. En su Instagram no hay lugar a la censura y así se evidencia. «Gracias. Estos comentarios a una la hacen sentir tan bien», dice Eugenia junto a algunos emoticonos de enamorada. Poco después otro seguidor de la joven le espetaba: «Te faltan kilos. Eso es anorexia». Una crítica ante la que amigos y seguidores de la hija de Bertín estallaban, ya que atribuían su delgadez a una vida sana. «Efectivamente me cuido mucho y estoy harta de que le digan esto a la gente que está delgada. A la gente con sobrepeso no se le puede decir nada porque no es correcto y es insensible, pero a una persona delgada sí se le puede decir anoréxica o enferma», respondía Eugenia en su Instagram. Su respuesta mostraba su hastío y es que parece que no es la primera vez que alguien se escuda en ese argumento para criticar su escultural cuerpo.

A pesar de que en esta imagen recibía otros comentarios criticando su delgadez, ella ha tomado la determinación de no responder a más mensajes negativos. «La verdad es que esa delgadez no viene bien a las personas que padecen anorexia (…) Verte a ti da pánico», o «Llama la atención tu delgadez, no se ve natural» son otros de los mensajes que rezan en este post y sobre los que no existe ninguna respuesta por parte de la protagonista. Una reacción que demuestra la apacible línea que ella desea seguir en sus redes así como que entre sus planes no entra el conflicto público.

Aunque además de la vida sana, Eugenia tiene otra pasión y esta es la decoración. En concreto, la relacionada con la mantelería, un arte con el que ella incluso se ha atrevido a rememorar algunas películas como ‘Memorias de África’. También en su perfil ha mostrado, por ejemplo, los delantales que posee, los cuales han llegado a copar titulares por los fantásticos estampados que los hacen únicos y por ser el look perfecto para mostrar algunas de sus recetas. Detrás de ellos se esconde una verdadera artista, la propia Eugenia, quien los hace a mano: «Los delantales los diseño yo. No encuentro delantales bonitos así que me los hago yo»