Susanna Griso cumplió ayer 50 años y lo hizo cumpliendo con sus compromisos profesionales como presentadora de ‘Espejo Público’. La periodista vivió momentos muy especiales durante el directo, pero el look que eligió para su gran día ya dejaba ver que estaba preparada para ello.

Una dura pérdida, una estafa y un acosador: el último año de Susanna Griso

En su cambio de década, la catalana apostó por un ‘total look’ blanco compuesto de pantalón, un top satinado largo hasta la cadera, americana y sandalias negras en contraste con el resto de prendas. La elección de Griso sorprende, sobre todo teniendo en cuenta que hace muchos años que los looks en este color son directamente asociados con su eterna rival televisiva: Ana Rosa Quintana. Para la conductora de ‘El programa de Ana Rosa’ arrancar su temporada vestida de blanco se ha convertido en una tradición con aires de superstición que cumple año tras año. El blanco es el color que se asocia con la pureza y la buena suerte, algo que -como es normal- Susanna espera tener en la nueva etapa de su vida que comenzó ayer. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Un año juntas. Tardamos en encontrarnos pero volvería a esperarte todo el tiempo que hiciera falta.

Una publicación compartida de Susanna Griso (@susannagrisooficial) el

La superstición que marca la vuelta al trabajo de Ana Rosa Quintana

El último año ha estado cargado de fuertes emociones para la que fuera compañera de Matías Prats en los informativos de Antena 3, y no todas buenas. En los últimos meses Susanna ha perdido a una de sus hermanas de manera repentina, algo de lo que se enteró en pleno directo y por lo que abandonó de manera precipitada su programa. A pesar de esto, Griso está pasando por un gran momento personal desde que adoptase a su hija, que ha sido un motivo de alegría para ella y toda su familia.