Susanna Griso ha querido desvelar los largos ocho años en los que luchó por la adopción de su hija, que llegó a España en la primavera del 2018. No fue un proceso fácil para la presentadora, que ahora ha querido contar cómo fue el largo proceso para conseguir tener en sus brazos a su hija. A pesar de ser muy discreta con los aspectos personales, sobre todo a la hora de hablar de una menor, Griso quiso contar su experiencia.

Griso ha explicado «lo desesperante» que fue el adoptar a su hija

Lo hizo en el programa que presenta, ‘Espejo Público’, donde quiso contar su experiencia a la hora de adoptar y la angustiosa espera que tuvo que pasar para poder cumplir su sueño de adoptar a su pequeña. Susanna Griso estuvo hasta ocho años para lograr que su pequeña regresara a España: «Son países con muchas dificultades. Por ejemplo, en mi caso. pillé una guerra civil, muchos cambios de Gobierno, todo eso te va retrasando», ha dicho. Y es que ha asegurado lo «desesperante» que puede llegar a ser los trámites de adopción.

Esto lo ha desvelado al sentirse identificada con una de las personas que entraba en directo para contar su historia. Se trataba de una madre que está esperando a que la situación mejore para poder viajar a la India para encontrarse con su hija adoptiva y volver con ella a España. «Cuando ya lo ves, cuando te dicen en febrero ya puedes ir a buscar a tu niña y de repente te cierran las fronteras y te encuentras en una situación como esta, es tremendo», ha contado en directo.

Susanna Griso ha hablado con una madre que está esperando adoptar

Antes de marcharse, ha querido mandar un mensaje de fuerza a esta madre que está esperando a que la situación mejore para poder conseguir abrazar a su hija: «Ánimo Inés que un día podrás abrazarla. Te lo digo yo que tardé 8 años», ha desvelado. Y ha añadido: «Yo entiendo ese sentimiento. Van pasando los meses, los años y dices por Dios. Es desesperante«, ha sentenciado antes de terminar el programa.

No es la primera vez que Susanna Griso habla de la adopción de su hija. Ya lo hizo también en su programa en septiembre del pasado año cuando salió a la luz el caso del bebé que tiraron al río en San Adrià de Besòs en Barcelona. Y es que cree que muchos adolescentes no saben que existe la opción de dar a los niños en adopción. Ha explicado que es consciente de que existen muchos padres y madres en España que están esperando adoptar un niño y ha lamentado que un joven de 16 años haya tirado a su bebé, una noticia que acaparó muchos titulares por aquel entonces. 

La periodista ya habló en septiembre de la adopción de su hija

«Yo no quería apuntar esto, pero muchos casos que contamos aquí son jóvenes inmigrantes a las que les falta información. No sé si en sus países de origen se puede hacer de manera confidencial. En España, sí», comentaba por aquel entonces la presentadora que siempre ha sido muy discreta a la hora de hablar de esta larga lucha para conseguir a su hija, un proceso que duró ocho años. Además, este tema le pilla muy de cerca por el proceso de adopción en el que ella y su marido, Carlos Torras, se metieron el pasado año.

«Yo intenté hacer una adopción nacional y me dijeron que ni me lo planteara con hijos biológicos, de ahí a que me fuera a una adopción internacional. Sabiendo que hay tantos padres y madres deseosos, esperando a un niño al que le dan un futuro. Estas noticias no tienen ningún sentido», aclaraba la periodista por aquel entonces. Unas palabras que se convirtieron en noticia y que acapararon muchos titulares.

Con la llegada de Dorcette, Susanna Griso amplió la familia. Fruto de su relación con Carlos Torras nacieron sus dos hijos Jan y Mireia. La llegada de la pequeña supuso un chute de energía para todos, que juntos han formado una preciosa familia numerosa con la que Griso no puede estar más feliz. Durante este tiempo que ha estado en España junto a su familia, hemos visto a Dorcette en contadas ocasiones. Aún así, Susanna Griso ha acudido a desfiles de moda con su hija muy orgullosa de ella.