María José Campanario, esposa de Jesulín de Ubrique, ha escrito unas palabras en sus redes sociales tras el fallecimiento de Humberto Janeiro


El pasado domingo la familia Janeiro acaparaba toda la atención de la prensa después de que falleciera el patriarca del clan. Humberto Janeiro murió a los 76 años tras varias semanas ingresado, una pérdida que ha dejado desolada a su entorno. A su entierro, el cual tuvo lugar este lunes, asistieron sus cuatro hijos así como sus parejas. Entre ellas, Beatriz Trapote y María José Campanario, quienes estuvieron muy pendientes de los reporteros allí apostados en todo momento. De hecho, la esposa de Jesulín llevó en primera persona bebida y comida a los mismos, un bonito gesto que horas después ha copado titulares, pues mostró una actitud tremendamente conciliadora con los periodistas. No obstante, no ha sido lo único llamativo que le ha convertido una vez más en protagonista y es que se ha confesado a través de sus redes sociales.

Si bien su intención era la de no hacer demasiado ruido, lo cierto es que María José Campanario ha querido agradecer a todo el mundo los mensajes de condolencia que ha recibido en las últimas horas. Un escrito en el que deja claro que las últimas semanas han sido especialmente complicadas: «Ha sido un mes difícil, pero nos queda el mejor de los legados: cuatro hijos maravillosos y todos sus nietos, que son todos un regalo. Desde aquí, muchas, muchísimas gracias, desde lo más profundo del corazón, a todos y cada uno de los que, en estos momentos, nos habéis hecho llegar vuestras muestras de cariño y consuelo. Perdón por no ser capaces de responder a todos y cada uno de vuestros mensajes. Gracias. Que la tierra te sea leve», ha escrito la esposa del diestro junto a un corazón blanco.

María José Campanario

Sus palabras han resultado para algunos de sus seguidores sorprendentes después de la supuesta tensa relación que existía entre María José y su suegro. Aunque en los últimos tiempos Humberto Janeiro había permanecido alejado de parte de su familia, todo apunta a que enterraron el hacha de guerra y a que las rencillas entre ellos forman ya parte del pasado. Su marido fue quien llevó junto a su hermano Víctor el féretro el día de su entierro y, a pesar de que todos portaban las mascarilla, sus ojos quedaban al descubierto y estos evidenciaban la tristeza en la que estaban sumidos.

El dolor se había apoderado de ellos, pero ahora tan solo había lugar en su mente para los recuerdos bonitos. Se hizo patente también en la tierna despedida que Víctor Janeiro hizo a su padre en su perfil de Instagram junto a una inédita fotografía en la que aparecían padre e hijo años atrás.«Siempre detrás de ti…siempre siguiendo los pasos que tú, papá y mamá nos enseñabais. Orgulloso de la educación y los valores que nos enseñasteis. Siempre en mi corazón, papá», ha escrito el diestro. A pesar de que en el pasado padre e hijo tuvieron ciertas desavenencias, en la actualidad su relación era férrea. Lo demostró también la publicación de su mujer, Beatriz Trapote, quien comentó que su rol como abuelo era intachable.

Humberto Janeiro

A través de su perfil de su Instagram y junto a varias imágenes de sus hijos junto a Humberto, la periodista escribió estas letras: «Abuelo HUMBERTO: soy Víctor, tu nieto, quiero que sepas que mi hermano Oliver y yo te llevaremos siempre en el corazón. Gracias por esas tardes con tortitas, esas mañanas de domingo que venías a vernos siempre con una sorpresa, por tu cariño, tu simpatía y tus bromas… gracias por ser un Súper Abuelo«, escribió Trapote de manera emocionada.