Rocío Flores se levanta muy pronto para hacer deporte y es que quiere mantener su excelente figura, un objetivo que combina con una estricta alimentación.


Rocío Flores desvela a través de sus redes sociales todos los compromisos que tiene en su agenda. La joven compagina su papel como influencer, profesión centrada en crear contenido en su Instagram, con sus estudios en los cuales, por cierto, está volcada. Hace algún tiempo explicó que se había matriculado en un ciclo formativo de Grado Superior de Dietética y es que la hija de Antonio David quiere contar con todos los conocimientos necesarios para que su cambio físico se mantenga en el tiempo. Una transformación que continúa también gracias al deporte, siendo esta semana cuando ha desvelado la hora a la que se despierta para cumplir con su rutina en el gimnasio. En concreto, a las 7 y cuarto de la mañana Rocío Flores se pone manos a la obra para darlo todo y conseguir estar sana y tener una buena figura.

Rocío Flores
Redes sociales

Rocío ha posteado las horas exactas de sus despertadores, así como la hora a la que se levanta para ir a clase, otra rutina de las que se desconocían ciertos detalles. Al parecer, los lunes, martes y miércoles la joven debe levantarse a la misma hora, 7 y cuarto de la mañana, para cumplir con sus obligaciones y, según la imagen que ha compartido este mismo viernes, cumple con ellas. Desde el gimnasio y junto a dos compañeras, la nieta de Rocío Jurado se ha grabado un vídeo en el que aparece en el gimnasio pasadas las 8 de la mañana, lo que refleja que con voluntad llegará al objetivo deseado. Además de una estricta alimentación y el deporte, Rocío combina esto con diferentes tratamientos estéticos como la maderoterapia, una fórmula con la que afirma sentirse encantada. Poco a poco está consiguiendo su mejor versión, aunque fue tras ‘Supervivientes’ cuando perdió más de 15 kilos, un reality que, sin ningún género de dudas, le cambió la vida.

Rocío Flores
Redes sociales

Aunque este antes y después no solo lo ha logrado gracias a su esfuerzo, sino también a algunos retoques estéticos como una bichectomía, un aumento de labios con ácido hialurónico o el microblading para definir sus cejas. Con un precio total de más de 9.000 euros, Rocío Flores está más que satisfecha con los cambios hasta ahora ha experimentado. Sin embargo, no piensa bajar los brazos y tiene claro que debe esforzarse por mantenerse como está ahora. A su lado además de su familia, tiene a su pareja Manuel con el que convive en un piso con vistas al mar al que se mudaron hace algunos meses, tal y como avanzó en exclusiva la revista SEMANA. Tiene zonas comunes muy exclusivas como una piscina, plaza de garaje y trastero, tres privilegios que hacen de su vida mucho más cómoda.

Ya no trabaja como asesora

A pesar de que hace meses se despidió de su puesto como asesora online en una empresa en la que animaba a sus seguidores a llevar una vida saludable, ahora está centrada en otros proyectos. Con más de 600.000 followers, la prescriptora publicita productos entre los que, por su puesto, se encuentra la firma de ropa de Olga Moreno, mujer de su padre.