«Estoy intentando recomponerme para ir al tanatorio a despedirme de ti», escribía la presentadora completamente destrozada a través de sus redes sociales.


Sonia Ferrer atraviesa uno de los momentos más complicados de su vida. Hace apenas unas horas, la presentadora compartía con tristeza que ha tenido que darle su último adiós a un buen amigo. Lo ha hecho con un mensaje de despedida que ha conseguido emocionar a buena parte de sus seguidores. La de Barcelona se enfrenta a una difícil situación y más aún cuando el destino ha querido que su amigo Guillermo falleciera en el día en el que había quedado con él.

Sonia Ferrer
Redes sociales

«Ahora mismo debería estar contigo, cerveza en mano (vino para mi), riéndonos de nuestras hazañas mientras aprovechamos para hacer terapia. Eso de yo te doy consejos a ti y tú a mi y luego no hacemos ni puñetero caso de lo dicho. En lugar de eso, estoy intentando recomponerme para ir al tanatorio a despedirme de ti«, escribía Sonia Ferrer.

Junto al mensaje, la presentadora ha abierto su álbum más personal y ha compartido algunas instantáneas en las que aparecía junto a su amigo Guillermo. Además, también ha hecho pública la última conversación que mantuvieron y en donde acordaron quedar para ponerse al día. «¿Sábado? ¿Comer? ¿Tarde? Prefiero a noche«, le escribía su amigo. «¿Cenamos el sábado? ¿Merendamos? Lo que quieras», le respondía Sonia Ferrer y ambos acordaban que el momento perfecto sería quedar para merendar.

Pocos minutos después de compartir la triste noticia, la presentadora recibió el apoyo de un sinfín de seguidores. «Lo siento en el alma, Sonia. Mucho ánimo», «Te mando toda mi fuerza y cariño«, «Madre mía que shock. Un abrazo fortísimo en estos momentos tan tan duros para ti», son solo algunos de los comentarios que se pueden leer.

Sonia Ferrer celebra la vida

Este fuerte golpe para Sonia Ferrer llega tan solo unas semanas después de que la presentadora se abriera en canal en sus redes sociales y recordara el tumor que sufrió durante su juventud y por el que también denunció negligencias médicas. «Yo tenía 15 años y un tumor de hueso en la columna que me estrangulaba la médula. Una supuesta eminencia en traumatología le dijo a mi madre que tenía un dolor imaginario y que solo quería llamar la atención», comenzó diciendo. La presentadora recordaba que caía al suelo y convulsionaba con unos dolores inhumanos.

«Tenía ya 16 y un “gran” urólogo insinuó delante de mi madre y mi abuela que viviendo sola en el extranjero, a saber con quién me habría acostado y qué infección podría haber pillado (vivía sola, sí, pero seguía siendo virgen aunque nadie parecía creerme)», ha continuado explicando dejando claro que algunos médicos no dieron con el diagnóstico y «culpaban» a ella del dolor que estaba sufriendo. Fueron unos momentos muy duros los que le tocó vivir y ahora tiene que hacer frente a este fuerte golpe. Sin embargo, la presentadora está empeñada en celebrar la vida por ella y por su amigo.