Esther Doña ha recibido multitud de golpes en este 2020. Ahora, la soledad le acecha y está viviendo sus horas más bajas antes de enfrentarse a la Navidad más difícil


Esther Doña se enfrenta a su Navidad más difícil tras los golpes que le ha dado este 2020, sin lugar a dudas, un año que querrá olvidar. Si a principios del mes de marzo fallecía su marido, el marqués de Griñón, a causa del coronavirus, tan solo unos meses después, fallecía su padre por la misma enfermedad. La viuda  de Carlos Falcó está viviendo sus horas más bajas y se refugia en los suyos para intentar sobrellevar de la mejor manera posible esta dura situación. Aún así, se encuentra sola antes de enfrentarse a la Navidad más complicada en la que no estará ni su marido ni su padre.

Con la muerte de su padre hace tan solo unas semanas, Esther Doña volvió a revivir los duros momentos a los que se enfrentó el pasado mes de marzo en la muerte de su marido, Carlos Falcó. Además, hay que tener en cuenta que cuando el marqués de Griñón falleció era cuando la pandemia estaba pasando por su peor momento por lo que tampoco pudo despedirse de él como a ella le hubiera gustado, ya que por si fuera poco ella también había dado positivo en coronavirus y se encontraba aislada. Mientras tanto solo tres de los cinco hijos del marqués le despedían cumpliendo con las medidas de seguridad pertinentes que dictó el Gobierno en ese momento. Esther Doña vivió el luto sola en El Rincón, el Palacio que compartía con su marido, y del que tan solo poco tiempo después tuvo que despedirse.

Instagram

La viuda de Carlos Falcó se enfrenta a la Navidad más difícil

Ahora, y a pesar de sus intentos de refugiarse en los suyos, hemos visto a Esther Doña saliendo a pasear a su perrita por las inmediaciones de su casa completamente sola y con el rostro visiblemente afectado por la difícil situación que está pasando. Además, por si fuera poco, esta Navidad será una de las más complicadas a las que se ha tenido que enfrentar debido a que no estará junto a ella ni su marido ni su padre.

Además, durante estos meses y desde la muerte de su pareja, ha mantenido un tira y afloja con Tamara Falcó, que heredó el título de Marquesa de Griñón, un título que ya disfruta. Durante varias semanas, tanto Esther Doña como Tamara se habrían enviado algún que otro zasca a través de los diferentes programas de televisión en los que ambas colaboran. Este enfrentamiento con la hija favorita de su marido no ha hecho que más entristecer a la viuda, que está viviendo sus horas más bajas. De hecho, son multitud de ocasiones en las que ha recordado al que fuera su marido. Os mostramos las imágenes de Esther Doña paseando a su perrita completamente devastada por estar viviendo el peor año de su vida.