"No me va a importar que me maten, pero ellos pagan lo que han hecho. Tengo mucho miedo por mis niños", ha afirmado muy afectada.


Este mismo domingo saltaba la noticia, Saray Montoya denunciaba a través de las redes sociales una brutal agresión. La que fuera concursante de los ‘Gipsy Kings’ ha sobrecogido con su testimonio: «Ha sido un intento de asesinato. La familia no hace eso». Con todo detalle ha explicado cómo ha vivido este incidente. «Ha sido algo horrible, una agresión con tijeras». Además, subrayaba que su hija Naiara estaba «mal, le dieron una puñalada en el pecho, en la mano le dieron un bocado».

Telecinco

La que fuera concursante de ‘Supervivientes 2018’, desde su casa en videollamada con el programa ‘Viva la vida’, ha culpado del ataque al padre y al hermano de su marido, Jorge Rubio ‘El Canastero’. También ha contado que ambos estaban acompañados por otros dos hombres que no conocía. «No me dio tiempo a reaccionar, de tantos palos que me dieron yo veía azul. No sentía ni los pinchazos de las tijeras. Mi hija es su nieta. Han querido matar a mi hija. Es de su sangre. ¿Cómo han podido hacer eso?».

Visiblemente afectada recordaba que llamaron a la puerta de la casa de su tía y abrió Naiara: «Empezaron a palos con ella y yo salí rápido a defenderla. Me dieron una paliza los cuatro hombres para matarme. Me dijeron: ‘A ti te queríamos coger’. Me agarraron en el portal de mi tía y a palos. Me mataban. Yo sentía un dolor muy grande en mis carnes», ha detallado sobre la brutal agresión. Añadía que terminó desmayándose y cayendo al suelo.

© Redes sociales

«Cogieron unas tijeras y me empezaron a pinchar por todo el cuerpo. Mi niña se puso en medio y dijo: ‘No le pinchéis más a mi madre’. Fue entonces cuando la atacaron a ella también». Saray Montoya recibió un total de 15 puñaladas, cuando los vecinos se percataron del suceso llamaron rápidamente a la policía: «No te han matado porque eran tijeras, pero si hubieran sido cuchillos te hubieran matado», ha contado que le dijeron los testigos.

«Yo miraba para arriba y no veía de tantos palos que me estaban dando. No sentía los pinchazos. Solo miraba a mi niña y decía: La están matando. También escuché cómo decían: ‘Saca la escopeta del coche que la vamos a rematar'», pronunciando estas palabras se ha roto por completo.

TelecincoSu tía contactó enseguida con su marido: «Jorge están matando a tu mujer y a tu hija», le dijo. Este vino corriendo y cuando llegó ya no estaban. Salieron huyendo en los distintos coches. «Mi marido está destrozado», ha asegurado. Ante el delicado momento que atraviesa ha manifestado lo siguiente: «Voy a luchar porque esto sea vengado por la justicia. No me va a importar que me maten, pero ellos pagan lo que han hecho». Asimismo, mostraba su preocupación por los suyos: «Que no toquen a mis hijos. Tengo mucho miedo por mis niños. Esto se paga con cárcel». 

El origen del conflicto

Saray Montoya ha afirmado que el conflicto no es nuevo. «Yo creo que esto viene de mucho tiempo atrás. Yo nunca he cuajado con ellos. No me gusta su forma de vida y su forma de ser. Llevo 25 años casada y siempre he estado retirada. Nunca he querido nada con ellos. Yo creo que ese odio lo llevaban arrastrando hasta que ha pasado esto. La gente que me conoce sabe que estoy diciendo la verdad».

Ha reconocido que sabía que algo grave iba a ocurrir algún día. Añadía que en los últimos días la relación de su marido con su familia se había tensado cuando algunos miembros habían contraído coronavirus. «Mi marido no ha preguntado por ellos y a causa de eso viene este linchamiento. La gente dice que esto tiene que ser por otras cosas, pero no, señores».