Dani Rovira tras conceder su entrevista más sincera sobre su lucha contra el cáncer, ha desvelado cuál su actitud en el proceso para vencerlo.


Dos días después de que comenzara el estado de alarma en nuestro país la vida de Dani Rovira dio un vuelco. No por estar confinado, sino porque se enfrentó a un complicado diagnóstico por parte de los médicos del que está logrando salir airoso. El intérprete conoció que sufría un cáncer, el linfoma de Hodgkin, al cual está tratando de vencer con varios tratamientos. La pasada semana terminó con las sesiones de quimioterapia y a partir de ahora deberá someterse a 18 sesiones de radio, cuyo fin está previsto que llegue este verano. «Aunque los linfomas han desaparecido, los médicos lo han decidido así por cauterizar y precaución. A mediados de agosto, este mal sueño habrá acabado y podré retomar de nuevo ‘la normalidad’ si es que hay algo normal ya en este mundo», dijo en sus redes. Días después ha vuelto a su Instagram para desvelar cómo afronta su lucha contra el cáncer junto a una imagen en la que aparece en un centro hospitalario: «Siempre fuerte»

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡Se acabó la QUIMIO! 8 sesiones y 4 meses entre pecho y espalda. Secuelas: pérdida de pelo, las venas de los brazos duras como bridas y cabeza de hipopótamo (de ésta última no me comentaron nada). Si a alguien más le ha pasado esto, que me escriba, con cuatro que seamos, organizamos un Tragabolas. Esta semana empiezo a afrontar 18 sesiones de RADIO, una cada día. Aunque los linfomas han desaparecido, los médicos lo han decidido así por cauterizar y precaución. A mediados de Agosto, este mal sueño habrá acabado y podré retomar de nuevo “la normalidad” si es que hay algo normal ya en este mundo. Me queda la última pantalla del videojuego… Ojalá cuando acabe se me ponga cabeza de koala. Me gustan mucho los koalas. “La vida me sonríe, pero siempre espero que me suelte carcajadas”. Sois tant@s los que me estáis curando…🧡❤️ Ánimo a l@s que estáis en la lucha. Tenemos unos médicos y un personal sanitario espectacular en este país. El resto es quererse y dejarse querer. #dodotis #vuelvoaserescorpio #porqueradioynopodcast?

Una publicación compartida de @ danirovira el

Poco antes había concedido una entrevista en la que, por primera vez, se había confesado sobre este proceso y problema de salud. En ella, se mostró agradecido por el cariño que todos y cada uno de sus seguidores le han hecho llegar y es que, según él mismo, el «100% de todos los mensajes que ha recibido han sido de cariño y amor». Para él, todo comenzó después de que se encontrara un bulto en su cuerpo, un hallazgo que rápidamente puso en conocimiento de algunos sanitarios con el único objetivo de conocer la posible gravedad o no del mismo. «Me noté un bulto sospechoso encima de la clavícula izquierda que iba un poco más. Un par de médicos amigos míos me dijeron que si a la semana no ha pasado que fuera a mirármelo a un hospital…Habían pasado dos días desde que se decretó el estado de alarma», ha relatado en la Cadena Ser Dani Rovira.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¿Usted desde cuándo espera? 🍐 #siemprefuerte 💪🏻

Una publicación compartida de @ danirovira el

Han pasado cuatro meses desde que se empezara la quimioterapia, un tratamiento que no ha resultado ser fácil, pero que a su vez le ha permitido estar más cerca de su recuperación total. «Llegaba al hospital a las 9.00 de la mañana, me sacaban sangre para ver cómo tenía las defensas. A partir de ahí, en el laboratorio me hacían los jarabes y eran cuatro bolsas de quimio intercaladas con bolsas de suero y algún otro medicamento. Litro y medio que te meten en vena y entrabas a las 9:00 y sales a las 15:30″, ha dicho Dani Rovira. Un relato sobrecogedor que ha servido para que muchos usuarios de redes sociales le apoyen aun más si cabe. Sin embargo, ahora debe enfrentarse a la segunda parte: la radioterapia.

«Te atan a una cama y te hacen una especie del molde, en mi caso, del pecho a la cara, que está tan ajustado a tu figura que no puedes adelgazar ni engordar. Cuando te dan la radio hay una cama metálica que se llama el acelerador, te anclan con ese molde para que la radiación vaya exactamente a donde tiene que ir. Hace 30 años era una especie de lanzallamas y ahora es muy concreto. Son 10 minutos que no puedo ni tragar», ha puntualizado. Cuando haya completado este proceso y esté recuperado, el malagueño lo tiene claro cuáles serán sus planes profesionales. Será en el mes de septiembre cuando inicie la grabación de una película sobre cómo empezó la ONG Open Arms: “La rodaremos en Grecia, yo interpretaré a Gerard, la mano derecha de Camps, y se llamará ‘Mediterráneo’. Contaremos desde cómo empezó todo cuando eran socorristas de playas de Badalona hasta el primer gran naufragio que hubo con los refugiados», ha añadido.

Su futuro más próximo le ayuda a ser tremendamente positivo, una actitud que le ha ayudado a tener todo su entorno, entre ellos, sus propios followers. «Hubo un mensaje que se hizo viral que fue que ‘siempre demostramos el cariño a nuestros artistas cuando fallecen, ahora que Dani está en su lucha vamos a demostrarlo antes de que su lucha acabe». De este modo, Dani Rovira ha reivindicado que este tipo de gestos son un impulso para cualquiera que sufre una enfermedad de este calibre.